access_time 12:15
|
15 de junio de 2007
|
|
LO QUE PASÓ

Minelli emocionó e hizo vibrar al público porteño

Luego de una larga espera, la prestigiosa cantante estadounidense Liza Minelli deslumbró, el miércoles, al público porteño con una única función en el teatro Gran Rex, en la que dejó en claro por qué es una de las leyendas vivientes del mundo del espectáculo.

    Luego de una larga espera, la prestigiosa cantante estadounidense Liza Minelli deslumbró, el miércoles, al público porteño con una única función en el teatro Gran Rex, en la que dejó en claro por qué es una de las leyendas vivientes del mundo del espectáculo. Con carisma, simpatía y una privilegiada voz, Minelli repasó gran parte de los temas más famosos de su repertorio, ante un público enfervorizado que ovacionó cada una de las canciones.

    Con unos veinte minutos de retraso, la vocalista salió a escena con pantalón de terciopelo negro, saco blanco con brillos y remera al tono para hacer I can see clearly now y Hey, old friend. Acompañada por una sólida banda de jazz, la cantante cautivó a la platea con una poderosísima voz que no evidencia ni el paso del tiempo ni los excesos de los 61 agitados años que acusa Minelli. Dentro de su repertorio planificado siguieron canciones como: Our love,Here I’ll stay,My own best friend y Maybe this time, las que fueron recibidas con repetidas ovaciones de los asistentes al concierto.

    Emocionada, la artista no dudó en agradecer a los presentes y, luego de ello, se entregó a un espectáculo en el que el protagonista fue su enorme poderío vocal, aunque también hubo algunas coreografías y bastante de actuación. El standard de jazz He’s funny that way, What did I have y la clásica Cabaret –“es una canción nueva que no conoce nadie”, bromeó antes de interpretarla– dieron por concluido el primer tramo del recital.

    En el intervalo, varias personas aprovecharon para hacer valer los entre 90 y 400 pesos que costaban las entradas y le sacaron fotos a personalidades nacionales como Nacha Guevara, Mirtha Legrand, Susana Giménez, Adrián Suar y Araceli González, quienes se listaron en las primeras filas de la sala porteña. Concluido el intermedio, Minelli volvió a escena vestida con túnica negra y botas para el segmento en homenaje a su madrina, Kay Thompson, compositora de la época dorada de Hollywood.

    Acompañada por cuatro eximios cantantes, la artista repasó una serie de temas de jazz vocal al mejor estilo de los 40 y 50 como Hello, hello, Jubilee time, Basin street blues, Clap your hands y Violin. Para la despedida quedaron World goes tound y New York, New York, canciones que fueron aplaudidas de pie por los presentes. Tan grandes fueron las muestras de cariño del público porteño que Minelli decidió hacer un bis, aunque no tenía nada preparado para tal contingencia. Por eso se despidió con una versión a capella de I'll be seeing you, que arrancó aplausos del público que colmaba el recinto. Posteriormente, la artista saludó junto a su banda y tuvo que volver a despedirse una última vez debido al clamor popular

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.