access_time 14:52
|
17 de septiembre de 2009
|
|
DESARROLLO NO SUSTENTABLE

Mil millones de personas sufren hambre

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtió ayer de que el número de personas que pasan hambre en el mundo ha superado este año, por primera vez en la historia, los 1.000 millones

LONDRES (EFE). El Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtió ayer de que el número de personas que pasan hambre en el mundo ha superado este año, por primera vez en la historia, los 1.000 millones. En una rueda de prensa celebrada en Londres, la directora del PMA, Josette Sheeran, cifró la cantidad de hambrientos en 1.020 millones, y alertó que el flujo de ayuda humanitaria se sitúa actualmente en “un mínimo histórico”. “Este año tenemos en todo el planeta más personas hambrientas que nunca”, señaló Sheeran, quien hizo hincapié en que “muchas personas se despiertan (en el mundo) y no cuentan ni con una taza de comida”.

    A juicio de la responsable del organismo humanitario de la ONU, esta situación constituye una “receta para el desastre” y resulta “crítica para la paz, seguridad y estabilidad en muchos lugares”. La vulnerabilidad de muchas personas, explicó Sheeran, se ha agravado por “dos tormentas que han coincidido y están golpeando: la crisis financiera internacional y el encarecimiento de los alimentos”.

    Además, la directora del PMA hizo un “llamamiento urgente” al Grupo de los Ocho (G-8) –los siete países más industrializados y Rusia– y el Grupo de los Veinte (G- 20) –los países más ricos y emergentes–, para que atajen un problema que requiere algo más que “soluciones a largo plazo”. “Con la Asamblea General de Naciones Unidas y la cumbre del G-20 en Pittsburgh (Pensilvania, EEUU) en el horizonte, los líderes mundiales tienen una oportunidad ideal para poner el hambre en el mapa”, remarcó el PMA en un comunicado.

    Asimismo, Sheeran avisó que el Programa Mundial de Alimentos afronta “un grave déficit presupuestario”, pues este año sólo ha recibido 2.600 millones de dólares (1.779 millones de euros) de un total de 6.700 millones de dólares (4.585 millones de euros) necesarios para dar de comer a 108 millones de personas en 74 países. Sobre el terreno, esa falta de fondos se traduce en el recorte de programas que se están desarrollando en países como Guatemala, Kenia y Bangladesh.

    La directora del PMA remarcó que con “menos de uno por ciento” de las inyecciones económicas que han hecho los gobiernos para salvar el sistema financiero global se podría resolver la calamidad de millones de personas que son víctimas de la hambruna. Pese a las adversidades, Josette Sheeran consideró que “se puede derrotar al hambre”, aunque esa victoria sólo se alcanzará “cuando el mundo se tome el hambre en serio”.

    Por otro lado, y en datos más cercanos a la realidad continental, la ONU analiza junto al Gobierno de Guatemala la manera de aumentar la asistencia humanitaria a ese país centroamericano para afrontar la crisis de hambre que padecen miles de familias pobres en regiones afectadas por una grave sequía, dijo ayer el organismo. El subsecretario general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, John Holmes, dijo que un equipo de su centro regional en Panamá se encuentra en Guatemala para estudiar la situación con las autoridades del país.

    “Estamos viendo qué se necesita, si es necesario lanzar una petición de ayuda urgente y por cuánto sería y cuánto duraría”, dijo en conferencia de prensa el responsable humanitario de la ONU. Señaló que son conscientes, al igual que el Programa Mundial de Alimentos (PMA), de la gravedad de la situación en las provincias afectadas por la hambruna provocada por el aumento de los precios de los alimentos y la sequía que sufren unas zonas determinadas del país centroamericano.

    “No es un fenómeno nuevo, pero las cifras de malnutrición, particularmente entre la población infantil, han aumentado considerablemente este año”, apuntó Holmes, quien aseguró que el cambio climático ha exacerbado en esta ocasión la severidad de la sequía que sufre periódicamente esta zona de Centroamérica. Por su lado, Sheeran, pidió ayer en Londres más fondos para combatir la crisis de hambre en Guatemala, luego de que la agencia de la ONU se viera obligada este año a reducir sus operaciones en el país por razones económicas.

    Según sus responsables, se necesitan fondos para asistir a unas 350.000 personas y mantener la distribución de Vitaceral, un cereal reforzado con vitaminas que se comercializa en Guatemala. Si no llega financiación adicional, unos 100.000 niños menores de tres años y unas 50.000 mujeres embarazadas y lactantes se quedarán sin este producto esencial para la alimentación de los más necesitados, según el PMA.

    El Gobierno de Guatemala declaró la semana pasada el “estado de calamidad pública” ante la grave escasez de alimentos que golpea a más de 54.000 familias pobres y ha causado la muerte de varios niños por hambre. Aparte de las dramáticas consecuencias de la crisis económica sobre los más pobres, el país centroamericano también padece una fuerte sequía inédita desde hace años, lo que ha provocado la pérdida de la producción agrícola en las zonas afectadas.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.