access_time 09:42
|
15 de diciembre de 2006
|
|
TRANSPORTE PÚBLICO

Micros: no entra plata por la crisis de las monedas

Una disputa entre la empresa Siemens y el Banco Nación le impide al Gobierno cobrar parte de los boletos que los pasajeros pagan en efectivo. El faltante para el Estado trepa a 1,2 millones de pesos

            La crisis de las monedas ya es algo más que un problema para los usuarios y consumidores. Las ramificaciones del conflicto se están haciendo sentir ahora en la propia administración estatal del sistema de transporte público, que en las últimas dos semanas no ha podido acreditar buena parte de la recaudación de los micros. El faltante para el Estado trepa hoy a 1,2 millones de pesos.


        Este dinero público lo mantiene atesorado la empresa transportadora Brinks, pero no ingresará a las arcas del Gobierno hasta que se resuelva una de las derivaciones del problema de las monedas: los costos de su acopio. El litigio explotó el lunes 3, cuando el Nación se negó a recibir de Brinks la totalidad de las monedas que recaudaron los colectivos –unos 250.000 pesos– durante ese fin de semana. El argumento del Nación fue que contar y agrupar las monedas demanda mucho trabajo para el personal de la entidad y, por lo tanto, tiene un costo.


         Desde entonces, el Nación sólo está recibiendo cerca de 30% de la recaudación en monedas de los colectivos, mientras que el resto queda en poder de Brinks, a la espera de que el banco autorice su depósito. El representante de la empresa Siemens (a cargo del sistema prepago de colectivos), Marcelo Lager, confirmó ayer el monto en monedas que se ha juntado por esta puja, que complica aún más el panorama altamente deficitario del sistema de transporte provincial.


BUSCANDO.


       Tanto el Gobierno como Siemens buscaban ayer una solución para la retención de los fondos del transporte público. Lager indicó que, en los próximos días, Siemens tratará de sellar un convenio con las autoridades del Banco Nación para que la entidad reciba las monedas como “servicio extraordinario”, a cambio de un “cargo adicional” que afrontará la empresa. Por su parte, la subsecretaria de Servicios Públicos, Patricia Gutiérrez, confirmó la gestión de la empresa y aclaró que la retención de las monedas de los micros “es un problema de los bancos, no de Siemens”. “El problema es que todos quieren su parte en el negocio de las monedas”, lamentó Gutiérrez y reveló que los porcentajes que maneja el “mercado” por la provisión de metales ronda actualmente el 3%.


EFECTO.


         La escasez de monedas es una carga extra para un sistema que, de por sí, tiene que lidiar con fuertes problemas de dinero: su déficit rondará los 85 millones de pesos en el 2007. Según las cifras oficiales de este mes, cerca de 40% de los usuarios del sistema Red Bus utilizan parcial o totalmente monedas para viajar. Por eso, para el Gobierno son inconvenientes graves que los metales falten en la calle y que el Estado no pueda acreditarse la recaudación que entra por esta vía. Los datos recabados por el Gobierno en lo que va de diciembre dicen que 88% de la población que viaja en micro en Mendoza ya se volcó por el sistema Red Bus, en remplazo de la Mendobus.


      Del total de usuarios de Red Bus, 25,1% paga con monedas de 1 peso (o sea, pierde su vuelto de 10 centavos), 8% entrega en las máquinas el importe justo del pasaje, 4,8% se acredita el cambio en la tarjeta y 0,9% paga con monedas y tarjetas.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.