access_time 11:45
|
19 de septiembre de 2006
|
|
FALTA DE CONTROL EN EL TRANSPORTE

Micros: el Gobierno carece de una información clave

Se trata de la cifra exacta de kilómetros recorridos. Instalarán aparatos GPS en los colectivos para evitar que las empresas cobren de más

    El Gobierno no cuenta todavía con un eficaz mecanismo de control del gasto que hace en los colectivos, un servicio en el que invierte alrededor de 200 millones de pesos al año y por el que podría estar pagando más de lo que corresponde. Según reconoció el ministro de Obras Públicas, Francisco Morandini, el sistema que actualmente se utiliza para definir la cantidad de kilómetros que recorren las líneas del Gran Mendoza –cifra que determina la ganancia de las empresas– tiene un “margen de error” cercano a cinco por ciento, lo que podría beneficiar a las empresas.

    Esto se debe a que la cuenta de los kilómetros que saca el Gobierno se basa en cálculos aproximados, no en los registros exactos de la circulación de los micros. A esto se agregan las sospechas de la oposición política: “El Gobierno controla los kilómetros según el tacómetro de los micros y a estos aparatos los puede violar un mecánico”, advirtió el senador justicialista Jorge Tanús. Frente a este cuadro, el Ejecutivo está buscando la forma de apurar la puesta en práctica del único método infalible para evitar irregularidades. Se trata de la instalación de GPS (sistema de posicionamiento global) en todas las unidades, lo que darán una lectura exacta de los kilómetros que recorren.

    Las máquinas del moderno sistema Red Bus cuentan con GPS, pero el seguimiento no se activaría hasta el mes que viene, cuando los nuevos aparatos tarjeteros funcionen a pleno. Mientras tanto, el Gobierno intenta ponerse a tono con la novedad. Por eso, la cartera de Obras Públicas hará mañana, desde las 10, una reunión informativa en la que explicará cómo funciona el GPS.

MILLONES. De acuerdo con el contrato de concesión, el Gobierno tiene que pagar alrededor de 77 millones de kilómetros recorridos al año, con un costo promedio de 2,80 pesos por kilómetro. El cálculo de kilómetros corre por cuenta de la Dirección de Vías y Medios de Transporte, la que utiliza un sistema calificado como fiable por las autoridades, pero que no es infalible.

    Según explicó la directora de la repartición, Patricia Gutiérrez, el Gobierno ha medido las distancias de cada recorrido, las que son multiplicadas por las frecuencias. Este dato surge del sistema Mendobus: las viejas tarjetas magnéticas revelan la cantidad de vueltas que da cada micro. Por más fe que le tenga el Gobierno, este método de cálculo no impide maniobras fraudulentas.“Puede haber algún error, por ahí, debido a una frecuencia que no se cumplió”, admitió el ministro Morandini. Por su lado, la directora Gutiérrez sostuvo que las cifras pueden ser manipulas, pero aseguró que la maniobra no sería redituable.

CAMBIO. Así las cosas, todos admiten que el control efectivo vendrá de la mano del GPS. “Sólo entonces vamos a conocer la cantidad de kilómetros exactos que recorren los micros”, soltó Morandini. Pero, para ello, habrá que esperar por lo menos hasta principios del mes que viene, ya que recién el 28 de octubre quedarían oficialmente activadas todas las máquinas de Red Bus (ver aparte). Cuando empiecen a funcionar los GPS, la información de los kilómetros llegará automáticamente a dos lugares: la Dirección de Vías y Medios de Transporte y Siemens, la empresa que controla el sistema prepago de pasajes.

    Esto abre algunos interrogantes más, ya que Siemens, que tiene en sus manos toda la recaudación del transporte, está bajo la lupa del Gobierno. En efecto, hace quince días, el gobernador Julio Cobos ordenó que se hiciera una auditoría secreta de la empresa del prepago para despejar dudas sobre su manejo de la información.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.