access_time 22:11
|
17 de julio de 2007
|
|
RENUNCIA

Miceli se fue en medio del escándalo por bolsa de dinero

La ministra de Economía será remplazada por Miguel Peirano. La funcionaria renunció a pocas horas de que el fiscal solicitara su indagatoria, argumentando daños morales inmerecidos

          Felisa Miceli presentó su renuncia indeclinable al frente del Ministerio de Economía, bajo el argumento de que la difusión de actos de su vida privada estaba afectando al Gobierno nacional, en referencia al avance de una causa judicial en su contra. La remplazará Miguel Peinaro, quien asumirá hoy. La renuncia de Miceli, la primera mujer en ocupar el Ministerio de Economía en la historia argentina, se formalizó pocas horas después de que el fiscal federal Guillermo Marijuan solicitara su indagatoria en la causa en la que se investiga el hallazgo, el 5 de junio, de una bolsa conteniendo dinero en el baño próximo al despacho de la funcionaria.


         En el breve texto de su renuncia, Miceli explicó: “La difusión de actos concernientes a mi vida privada vinculándolos con mi actividad pública ha generado un daño inmerecido a mi honorabilidad que, indudablemente, afecta a nuestro Gobierno”.


TIBIA GESTIÓN.


           Miceli, quien permaneció en el cargo 19 meses y 16 días, había asumido al frente de la cartera económica el 1 de diciembre del 2005, tres días después de que el presidente Néstor Kirchner desplazara a Roberto Lavagna. La ministra desembarcó en el Palacio de Hacienda luego de haberse desempeñado como presidenta del Banco Nación, cuya gestión se vio empañada por un robo a cajas de seguridad de la entidad.



           Su nominación causó sorpresa, a juzgar por los escasos antecedentes profesionales que componen su currículum, entre los que sobresalen tareas de consultoría en IDES y Ecolatina, precisamente secundando a Lavagna, así como haber sido directora del Banco de la Provincia de Buenos Aires entre 1983 y 1987, cuando su presidente era el economista Aldo Ferrer. La ahora ex funcionaria desarrolló una tarea orientada a mantener inalterables las bases de la política económica del presidente Néstor Kirchner, sin apetencias de trascendencia personal.


        Miceli tomó el rol de un gerente de área, centrando su labor en sostener el andamiaje armado desde mayo del 2003, por lo que durante los veinte meses de su poder económico no propuso cambios de fondo. Su firma más trascendente fue la que habilitó la cancelación de la deuda que Argentina mantenía con el Fondo Monetario Internacional por 9.500 millones de dólares, en diciembre del 2005. Actualmente se encontraba, desde hace más de siete meses, abocada a la elaboración de un plan productivo nacional, cuyo anuncio estaba prometido para el último trimestre del año.


          Un frente externo favorable y una situación interna consolidada le permitieron una serie de logros: la economía continuó creciendo a un ritmo de 8 por ciento anual, el desempleo se mantuvo en descenso hasta llegar a un dígito, el superávit fiscal es del orden de 3,3 por ciento y la balanza comercial proyecta un saldo favorable de diez mil millones de dólares para el 2007. El peor dato de la economía es la inflación, cuya cifra oficial está seriamente cuestionada por el manipuleo de funcionarios en el INDEC. Pero ese indicador no está bajo su ala, hace tiempo que el presidente Néstor Kirchner le otorgó las facultades para combatirla al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.


          La otra área sensible de la economía, la energía, tiene al responsable principal seis pisos más arriba del despacho en el que apareció la bolsa: su “colega-vecino” del piso 11, titular del ministerio de Planificación, Julio de Vido, el blanco predilecto del entorno de la ministra a la hora de buscar culpables por la caída. A diferencia de la mayoría de sus antecesores, Miceli no tuvo reparos en atribuir los logros al Gobierno nacional y trasladar la base de anuncios y difusión de indicadores y noticias del Ministerio a la Casa de Gobierno, aunque tanta subordinación no fue suficiente contención ante el descubrimiento en su baño.


         Miceli fue la primera mujer en acceder a la titularidad de Economía de la Nación y su salida estuvo lejos de tener el bajo perfil con el que manejó su gestión.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.