access_time 08:18
|
17 de noviembre de 2009
|
|
POLÉMICA

Menores: críticas al proyecto de Cassia

Especialistas en niñez y adolescencia se opusieron a la idea del diputado de prohibir que los jóvenes estén en la calle de noche. Indicaron que la solución se encuentra en la vuelta a los valores.

    El diputado del justicialismo disidente Daniel Cassia presentó ayer un proyecto de ley que restringe la circulación de menores de 18 por la vía pública y que, según el funcionario, ayudará a reducir la delincuencia. Esto despertó inquietud y críticas de los especialistas, quienes aseguraron que la forma de enfrentar el problema es volver a los valores. Con el argumento de la falta de una solución y de que no existe ninguna sanción para los menores que delinquen, Cassia planteó la idea en la Cámara de Diputados de que los adolescentes y niños no estén en la calle de 20 a 6.

   La presentación se hizo en el contexto de la muerte del empresario avícola Juan Manuel Olmo, quien falleció por el impacto de una piedra que traspasó el parabrisa de la camioneta en la que viajaba. Tres chicos reconocieron haber sido los autores y aseguraron que lo hicieron por diversión. Sin embargo, Patricia Spoliansky, de la Federación de Entidades No Gubernamentales de Minoridad (Fedem), dijo que la propuesta del diputado habla de “un grado de impotencia de la comunidad política al considerar que los chicos son una amenaza para la sociedad y que no hay otra herramienta”. “Creo que tiene que dejar la banca para que sea ocupada por gente más creativa”, indicó Spoliansky.

     Además, reconoció la grave situación delictiva de adultos y chicos pero aclaró que, en un momento de crisis, se requieren políticas estructuEl diputado del justicialismo disidente Daniel Cassia presentó ayer un proyecto de ley que restringe la circulación de menores de 18 por la vía pública y que, según el funcionario, ayudará a reducir la delincuencia. Esto despertó inquietud y críticas de los especialistas, quienes aseguraron que la forma de enfrentar el problema es volver a los valores. Con el argumento de la falta de una solución y de que no existe ninguna sanción para los menores que delinquen, Cassia planteó la idea en la Cámara de Diputados de que los adolescentes y niños no estén en la calle de 20 a 6.

    La presentación se hizo en el contexto de la muerte del empresario avícola Juan Manuel Olmo, quien falleció por el impacto de una piedra que traspasó el parabrisa de la camioneta en la que viajaba. Tres chicos reconocieron haber sido los autores y aseguraron que lo hicieron por diversión. Sin embargo, Patricia Spoliansky, de la Federación de Entidades No Gubernamentales de Minoridad (Fedem), dijo que la propuesta del diputado habla de “un grado de impotencia de la comunidad política al considerar que los chicos son una amenaza para la sociedad y que no hay otra herramienta”.

    “Creo que tiene que dejar la banca para que sea ocupada por gente más creativa”, indicó Spoliansky. Además, reconoció la grave situación delictiva de adultos y chicos pero aclaró que, en un momento de crisis, se requieren políticas estructurales y propuestas serias que vayan al fondo de la situación y no políticas de encierro que realmente desnudarán que el verdadero problema no son los chicos. “Sinceramente, me da pena este tipo de propuestas, porque creo que son débiles y pobres”. Apostó a poner en funcionamiento medidas legales, como la obligatoriedad de la educación y replantearse las responsabilidades desde los distintos actores, como los padres, docentes, policías y sociedad en general.

    El médico psiquiatra Benigno Gutiérrez comentó que, en un comienzo, está bien el proyecto, porque es una inquietud de parte del legislador por hacer algo, y comentó que, cuando el funcionario se refiere a la calle, supone todo lo que está fuera de control. “Podría ser un control pero no una solución, creo que, además, conviene que haya un sector estatal que tome contacto con los padres y trabaje con ellos y los menores”, indicó el médico. Sin embargo, explicó que si queda en una prohibición, no puede durar mucho tiempo. Afirmó que hay que tener en cuenta los valores, ya que hoy prima la hostilidad y la agresividad.

    “Esta es la parte difícil, siempre se pudo andar, pero se tenía otro tipo de valores. El tema pasa por un reordenamiento de un disvalor de algunos y no de todos”, señaló, y por último agregó: “La familia y la misma sociedad deben mostrar un interés por juntarse con los jóvenes para ayudarlos a que se haga un reordenamiento”. Por su parte, Marta Salcedo, del Consejo Provincial de Niñez y Adolescencia, indicó que la idea viola la Constitución, porque perjudica el derecho a trasladarse libremente. Para Salcedo, habría que incrementar las políticas públicas para las familias y de esta manera contener a los chicos por medio de espacios para que puedan expresarse y trabajar la violencia social, de la cual, para la funcionaria, no son responsables los jóvenes.

    “Faltan políticas de contención, con talleres donde se pueda hablar de estos problemas de violencia social. No es castigando a los chicos que se soluciona el problema de la violencia social”, culminó. Marcelino Altamirano, director de La Casita Puente Afectivo, lugar donde se realizan tareas para apartar a los chicos de las adicciones y de la delincuencia, catalogó al proyecto como “totalmente fachista”. “Este tipo de iniciativas no son respuestas acordes a la realidad que vivimos, no se le puede llamar respuesta a eso. Los chicos van a pensar en tanto y en cuanto los adultos nos dejemos de joder y demos el ejemplo.

    Es muy fácil apuntar a los pibes como los culpables, comencemos con los adultos en casa, en la escuela, en la sociedad y con los políticos en primer orden”, cuestionó. También señaló que la sociedad ya vivió experiencias nefastas e invitó a que el legislador haga un replanteo de su proyecto de ley. “Este tipo de cosas generan más opresión. No nos enseñaron a vivir en democracia y pasamos de la opresión al libertinaje. Estas medidas causan este efecto”, culminó. Para el diputado cuestionado, Daniel Cassia, siempre van a existir detractores con respecto de estas ideas, y aseguró que, hoy, el Estado no hace nada para combatir la delincuencia.

    “No es sancionado nadie, ni el menor ni los padres”, aclaró el funcionario. Mediante su página web, El Sol –www.elsolonline.com– realizó una encuesta para saber si los lectores estaban de acuerdo con el proyecto que restringe la salida nocturna de los menores. El 72% votó a favor de la iniciativa y el 28% dijo estar en contra de la misma.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.