access_time 07:19
|
26 de febrero de 2021
|
|
Disputa legal

Vialidad avanza para recuperar tierras de un barrio privado y los vecinos reclaman

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1614177159884Balcones%20de%20Carrodilla%20(5).jpg
Vecinos de Balcones de Carrodilla versus Vialidad Provincial por la calle Paso.

Se trata de Balcones de La Carrodilla, que obtuvo un permiso para ser cercado cuando se creó. Pero, ahora, el organismo provincial sacó el alambrado.

Los vecinos del barrio cerrado Balcones de La Carrodilla, ubicado en calle Paso al 300, de Luján de Cuyo, se encuentran “en pie de guerra” con la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) por una calle, la lateral sur de Paso. El conflicto se desató porque el organismo a cargo del mantenimiento de los caminos ha sacado el cerco perimetral que cierra ese conglomerado.

La DPV argumenta que la traza de la lateral de la ruta provincial 10 (conocida como calle Paso) se delimitó en 1976 y que, por lo tanto, los dueños de las casas estaban al tanto de que por allí pasaría este camino cuando la obra se concretara. Por su parte, la gente del loteo reclamó que el Estado no se hace cargo de su problema de seguridad.

“Nadie nos dice adónde podemos poner el cierre definitivo del barrio, eso es lo que queremos que nos indiquen”, afirmó Sergio Rocamora, el abogado que lleva adelante la representación de los vecinos.

Balcones de La Carrodilla fue uno de los primeros barrios que, por una cuestión de seguridad, cuando se lo creó hace 25 años, se decidió cerrarlo.

“Cuando arrancamos con esto, allá por 1998, acá no había nada y era tierra de nadie. Entonces decidimos cerrarlo y las tres partes –la Municipalidad, los vecinos y la DPV– estuvieron de acuerdo”, relató Oscar Santana, uno de los propietarios más antiguos del emprendimiento.

Según cuentan los vecinos, cuando se compraron las primeras casas, acordaron de manera conjunta entre la Comuna, el ente provincial y la empresa desarrolladora del proyecto, Willing, cerrar el barrio, y que el ingreso y egreso de vehículos fuera sobre calle Paso.

“Vialidad en ese momento le dio un permiso al barrio, en principio provisorio, pero sin límite de tiempo para que los dueños tuvieran salida por calle Paso”, agregó María Elena Quintero, una de las abogadas que lleva adelante la causa de los vecinos.

Por muchos años, Balcones de La Carrodilla funcionó como un barrio cerrado aun cuando en los registros municipales y de la DPV figura como un barrio abierto o público.

En tanto, el organismo que dirige Osvaldo Romagnoli explicó que “esos dos barrios que están en el lugar –también incluye a Altos de Carrodilla– siempre se tramitaron como barrios abiertos. Es más, en la audiencia pública que se hizo para hacer la calle Paso, la arquitecta de ese momento, Adad, les informó a los vecinos que ellos estaban en un barrio abierto”, precisó Raúl Romero Day, asesor legal.

Ambos barrios tenían permitido el cierre hasta que la obra de ampliación y remodelación de la ruta provincial 10 comenzara.

“Como no se realizaba la obra, Vialidad les autorizó a hacer un cierre precario, provisorio, con el compromiso de los vecinos a retirarlo apenas se lo solicitara Vialidad”, dijo Romero Day.

Cuando se emplazó a los vecinos para que retiraran el cierre, comenzaron los problemas. En los títulos de propiedad cada uno de los que allí compraron su casa tenían la cláusula que indicaba que, cuando la obra se fuera a concretar, podían ser expropiados por Vialidad de Mendoza. “Todo figura en las escrituras de los vecinos del lugar”, agregó Romero Day.

“En todos los títulos de propiedad que están en la zona quedó afectado, quedó una inscripción de que por ahí iba a pasar la calle Paso y que eran sujetos a expropiación”, confirmó Raúl Romero Day.

Por su parte, la Municipalidad de Luján respaldó la postura de Vialidad. “Cuando se realizó el estudio de impacto ambiental, por el recupero de los espacios públicos, se confirmó que esos barrios son abiertos. Es decir, públicos. Todos podemos circular por esas calles. Nunca han figurado en la Municipalidad como barrios cerrados”, explicaron.

Otro de los argumentos que esgrimen los vecinos es el costo de los impuestos municipales que, durante todo este tiempo, han estado pagando. Sin embargo, el municipio que comanda Sebastián Bragagnolo señaló: “Nosotros no cobramos los impuestos municipales por barrio abierto o cerrado, sino por zona”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.