access_time 07:18
|
28 de junio de 2022
|
|
Inseguridad

Vandalismo y destrozos en las plazas: ¿hay que cerrar los espacios públicos de Mendoza?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1656350301780Palaza%20Sarmiento%20(1).jpg
Ciudad es el departamento que más plazas cerradas tiene.

La plaza 12 de febrero de Maipú sufrió graves destrozos a una semana de ser inaugurada. Qué pasa en el resto de las comunas y cómo es el comportamiento de la población.

Los espacios públicos y las plazas son los sitios escogidos por los mendocinos para pasar un momento agradable al aire libre con los más chiquitos. Muchos los han adoptado como lugares de pertenencia, sobre todo, luego de la pandemia, sin embargo, algunos lo siguen viendo como una oportunidad para hacer daño.

Un claro ejemplo de vandalismo se vivió la semana pasada en la plaza 12 de febrero de Maipú que, a días de ser inaugurada, sufrió graves destrozos. 

La inseguridad está presente en todos lados, pero en algunos departamentos del Gran Mendoza se ha logrado detener gracias a campañas de concientización. Asimismo, la mayoría de las comunas coinciden en que las plazas no pueden estar cerradas, pero que para ello se necesita la colaboración de la sociedad.


Frente a ese panorama, que dejó como saldo, dos niñas con heridas en sus pies, luego de que una calesita fuera vandalizada, aparentemente de manera intencional, El Sol consultó a los responsables del área de los departamentos que conforman el Gran Mendoza y, en la mayoría, se observa un alto nivel de vandalismo.

Guaymallén: plazas simples y planas

El departamento comandado por Marcelino Iglesias, uno de los más populosos de la provincia, cuenta con más de 160 espacios públicos y, por el momento, el intendente no tiene pensado cerrar las plazas.

“En mis discursos siempre he dicho que las plazas o los espacios públicos son de la gente o son de los delincuentes”, aseguró Iglesias y brindó detalles del panorama que se vive en el departamento: “Por un lado, contamos con gente que destruye por destruir y, por el otro, nos encontramos con un mal uso de los juegos, por lo general, los adolescentes o los adultos son los responsables de los daños generados en ese sector”.

Ante esto, el intendente ha decidido que todas sus plazas conserven la misma fisonomía, es decir: plazas simples, con juegos básicos y tradicionales, espacios planos, con árboles pequeños y muy iluminados.

“Los mismos vecinos nos pidieron este tipo de arquitectura en las plazas, por una cuestión de seguridad”, contó el funcionario.

“Además de lo arquitectónico, también hemos decidido eliminar de la mayoría de los lugares los bebederos, ya que en un 100% fueron vandalizados con fines económicos. Tampoco hemos repuesto los cestos de basura dañados. Hoy es posible ver contenedores de plásticos que, lamentablemente, muchas veces son incendiados intencionalmente”, repasó Iglesias.

Pero el daño no termina allí. Según expresó el jefe comunal, "en los espacios también se ha observado el robo de las bombas de agua con las que se riega el césped, que en la mayoría es por aspersión".

A pesar de las situaciones que se viven a diario, el intendente de Guaymallén advirtió: “No voy a poner vigilancia en estos puntos porque conlleva una inversión con la que el municipio no cuenta, ni tampoco tengo pensado cerrarlos”.


Mucha conciencia en Godoy Cruz y Luján de Cuyo

En Godoy Cruz y Luján de Cuyo, la población ha logrado asumir una mayor conciencia sobre el cuidado de los espacios públicos y los daños generados son menores.

De acuerdo con lo reportado por Diego Gutiérrez, director de Espacios Públicos de la comuna comandada por Tadeo García Zalazar, no hay "grandes problemas de vandalismo en las plazas" y explicó que tiene que ver con una campaña de concientización que se realizó previo a la pandemia "que impulsó a los vecinos a hacer propios esos espacios".

El funcionario explicó que la gente entendió que las plazas o los espacios públicos son los únicos sitios a los que pueden ir sin riesgo de contagio de coronavirus. “Las plazas hoy son vistas como espacios saludables”, explicó Gutiérrez.

Respecto a los trabajos que el municipio ejecuta para el cuidado de las plazas, el funcionario aseguró que “en los 240 espacios públicos que hay en el departamento, existe un fuerte trabajo de mantenimiento, limpieza y reparación de los espacios”.

En tanto, contó que los mayores daños que padecen a diario son: robos de luminarias (sobre todo, reflectores de led); robo de las griferías de los bebederos, motivo por los que se decidió eliminar su presencia, además, porque se convierten en un posible foco de contagio. También, meses atrás, las cadenas de los columpios eran vandalizadas.

“Pese a esos daños, Godoy Cruz, no tiene todavía una política de cerrar las plazas, mucho menos de cercarlas. Del total de plazas habilitadas, solo una está cercada y es la Biritos”, contó el director de Espacios Públicos.


Desde Luján de Cuyo advirtieron que “casi no existe el vandalismo en las plazas”. Manifestaron que cuentan con personal de Servicios públicos muy activos ante todos los parques, asimismo, "se sigue con la idea de concientizar a la población a que cuide los espacios, ya que son de toda la población".

Respecto de las estrategias empleadas en contra del vandalismo, las autoridades lujaninas contaron que tienen un centro de monitoreo apostado en la comisaría N°11, inaugurada en mayo pasado.

“Allí, el personal policial maneja las cámaras públicas y, desde la municipalidad, se controlan las alarmas comunitarias y las cámaras municipales. De ese modo se ha reducido el nivel de vandalismo”, consignaron.


Maipú: vandalismo ligado a la inseguridad 

Hace pocos días Maipú sufrió graves destrozos en una de sus plazas. La situación generó mucho malestar, ya que advirtieron que los responsables de la situación eran grupo de jóvenes.

Pese a ello, Eduardo Mezzabotta, secretario de infraestructura de Maipú, aseguró: “El vandalismo que sufrimos en los más de 116 espacios públicos existentes responde a la falta de seguridad provincial y no sÓlo afecta a las plazas sino a todo tipo de infraestructura pública”.

Respecto a los daños que perciben a diario, el funcionario enumeró que los principales se perciben en los juegos, las luminarias, los bebederos y la cartelería, en general.

"Todos los días trabajamos en la reparación de las roturas, pero acá lo importante sería prevenir más que corregir. Ante esto, hemos avanzado con la contratación de una empresa de seguridad privada para que en puntos estratégicos podamos tener mayor presencia", anticipó y continuó: "Además, se está camino a poder adquirir cámaras de videovigilancia para reforzar la seguridad".

Sobre la posibilidad de cierre de las plazas, Mezzabotta planteó que "los cierres no garantizan el no vandalismo". Y asumió: "Los espacios tienen que ser un punto de inclusión y cuando los cierran o cercan lo que hacen es echar al vecino, esa no es nuestra intención".


Ciudad y su lucha contra el vandalismo

La Ciudad de Mendoza ya tiene plazas cerradas. Cuenta con 95 espacios verdes, de los cuales 4 tienen cierre perimetral completo, lo que ayuda a reducir el vandalismo. Aunque de acuerdo con lo reportado por las autoridades, “es frecuente la ruptura de candados para ingresar”.

También hay plazas cuyos espacios de juegos y ejercitadores se cierran durante la noche, por ejemplo, la Plaza Irigoyen en la Cuarta Sección. Sin embargo, el cierre se ha tenido que reparar más de 20 veces.

Pero en la Ciudad, no solo el perjuicio se genera en los juegos de las plazas, sino que el paisajismo también es víctima de los vándalos.

“Las reposiciones de flores tienen que reforzarse cada 15 días, ya que muchas veces son víctimas de vandalismo o robo”, contó Ivanna Klimisch, directora de Espacios Verdes y Arbolado.

Asimismo, agregó que “en el caso de los árboles que se plantan en la vía pública, un 10% son quebrados o les sacan los tutores”.

El daño por grafitis es moneda corriente en diferentes sectores del microcentro, aunque la zona más predominante es la Quinta Sección.

Las Heras: controles con botones antipánicos

El departamento comandado por Daniel Orozco cuenta con más de 140 espacios públicos y tampoco está libre de inseguridad. Para ello, han reforzado los controles con mayor cantidad de cámaras de seguridad, incluso, han colocado botones antipánico para que los propios vecinos adviertan a la policía cuando se generan casos de vandalismo.


“Por suerte, la gente se ha apropiado de los espacios y colabora para que la inseguridad no crezca, sin embargo, los mayores daños registrados se observan en los bebederos y las luminarias”, comentó Fabián Tello, secretario general de la intendencia.

El funcionario expresó que no piensan cerrar ni cercar las plazas: “Eso es dar el brazo a torcer y que ganen los malos”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.