access_time 08:17
|
21 de noviembre de 2021
|
|
Educación

Repitencia versus permanencia: qué esconde el nuevo término acuñado por la DGE

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/16374301757501IMG_3632.jpg
Los alumnos ya no repetirán, permanecerán en el mismo grado.

A partir del 30 de noviembre, los alumnos que no promocionen el ciclo 2020/2021 tendrán dos etapas para acreditar los saberes.

Luego de un 2020 signado por la pandemia de coronavirus y la virtualidad donde ningún alumno repitió el año, a punto de finalizar las clases la Dirección General de Escuelas (DGE) cambió uno de los términos claves en educación para evitar la deserción escolar en Mendoza, la estigmatización y que los chicos logren aprehender. Es decir, asimilar los conocimientos en forma completa. 

En el camino por abolir definitivamente la repitencia, el Gobierno escolar dispuso a través de la Resolución Nº 3893 que los estudiantes de primaria -de 2º a 6º- y de modalidad Especial que no hayan acreditado los espacios promocionales “‘permanecerán’ en el ciclo 2022, como alumnos regulares en el grado cursado en el 2021”. A su vez, decidió darles más oportunidades antes de desaprobarlos.

El trueque del concepto de “repitencia” por el de “permanencia” generó voces a favor, pero también muchas dudas. La medida pretende eliminar la connotación punitiva del término, ir hacia un nuevo paradigma educativo, pero también darle mayor responsabilidad a las instituciones y a los docentes.

Si bien aún no hay confirmación oficial de que se utilizará el mismo sistema en secundaria, todo hace prever que será similar. Al menos con el uso de la palabra “permanencia”.


Las dudas


El psicopedagogo e investigador Alejandro Castro Santander se permitió dudar del nuevo precepto que podría quedarse en la teoría si no se ejecutan una batería de acciones para que los niños, en definitiva, no vuelvan a hacer una y otra vez el mismo grado.

Señaló que “los maestros están acostumbrados a los cambios de denominaciones”, pero que éstas esconden las mismas ideas y consideró que a lo largo de los años nunca se han hecho “transformaciones de fondo”.

Consideró que el tema “siempre se ha manejado mal” y que “el chico queda solo con el problema que originó la primera repitencia” y que, incluso, puede reincidir y terminar abandonando sus estudios.

En este sentido, hizo hincapié en que “la escuela hace todo lo que puede con lo que tiene” y que el Gobierno escolar es el que tiene que apuntalar ese trabajo y complementarlo con un equipo que “salga al rescate de los chicos” antes de que sea tarde.

Y abrió un interrogante: “Cómo puede hacer la institución para gestionar todo esto que se quiere cambiar”.

Los maestros consultados, por su parte, hicieron hincapié en el esfuerzo que hacen al centrarse en las individualidades de más de 30 niños. 


Apuntar a los conceptos no aprehendidos


La inspectora de Nivel Primario Elena Castro explicó que la permanencia “representa un cambio de paradigma” y que se van a “poder fortalecer los aprendizajes prioritarios que necesitan los chicos para poder avanzar en sus trayectorias. Antes, con la repitencia volvían a ver todo lo curricular del año que estaban repitiendo”.

De esta forma, la funcionaria recalcó que “el punto de partida va a ser la trayectoria real del niño, las capacidades con la que ya cuenta y a partir de allí se seguirán desarrollando estas capacidades”.

Asimismo adelantó que esto se realizará “a través de las acciones que permitan contemplar todo este proceso escolar llevado a cabo por los docentes y donde se respete el ritmo de aprendizaje, los niveles de logro y monitoreo permanente”.

Durante ese “recorrido particular” el pequeño debería sentirse valorado y estimulado, dijo.

“Todas las acciones que se están realizando son con esta intención, como son la jornada extendida dedicada a estos niños con trayectorias débiles. Los programas nacionales y provinciales también apuntan a esto. Entre ellos, los agrupamientos flexibles, las aulas heterogéneas en las que se han capacitado los docentes…”, enumeró y aseguró que el objetivo es “brindarle al docente todas aquellas herramientas que permitan que el chico pueda avanzar”.

Dos instancias para aprobar y un plus


De acuerdo con la Resolución, el estudiante que hasta el 30 de noviembre obtenga una nota de 7 ó más en todos los aprendizajes prioritarios indicados (según el ciclo) acreditará cada espacio curricular y logrará la promoción para el 2022. Aunque, deberán seguir yendo a clases.

Sin embargo, aquellos alumnos con trayectorias débiles que no lograron promover al grado siguiente continuarán en un proceso de intensificación de sus trayectorias en el que podrán alcanzar la promoción.

“La diferencia es que habrá tramos para que los estudiantes logren los aprendizajes”, dijo Castro.


El cronograma indica:

  •  Primer tramo acompañamiento: desde el 1 al 15 de diciembre del 2021
  •  Segundo tramo de acompañamiento: desde febrero/2022 hasta el último día hábil previo al inicio de clases presenciales del ciclo lectivo 2022. 

Excepcionalmente para estudiantes de 2do a 6to grado se podrá extender el plazo de Acreditación Final del 2021 hasta el 11/03/2022; el/la estudiante deberá cursar este trayecto de acompañamiento en el grado que se encuentra acreditando.


Cómo repercute en la niñez la repitencia


Karina Bergé, presidenta de la Asociación de Psicopedagogos de Mendoza analizó el impacto de la repitencia en la niñez y afirmó que genera “frustración e impacta en la autoestima”.

“Eso va determinando malestar en las personas y que supongan que no son buenos para determinadas cosas o que no pueden sortear determinados obstáculos”, contó.

En el mismo sentido dijo que esto repercute también por “la mirada de los otros”. “Esto puede llevar a otros síntomas como el bloqueo en el aprender y la sensación de inseguridad en lo que no se aprende”.

La especialista consideró que la idea de “permanencia” plantea la idea de “pensar la escuela desde otro lugar, más vinculado a los contextos actuales”.

“En la repitencia la variable está fuera de la institución repite el o la estudiante porque la familia no pudo  acompañar y con la permanencia se mira más desde lo institucional”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.