access_time 18:38
|
19 de octubre de 2021
|
|
Tendencia

Qué es el Síndrome de Fortunata que le atribuyen a la China Suárez tras el escándalo con Mauro Icardi

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1634554293913wanda%2C%20mauro%20y%20china%20.jpg

Se trata de una conducta repetitiva que se caracteriza por la atracción hacia personas casadas.

La escandalosa crisis matrimonial entre Wanda Nara y Mauro Icardi con la China Suarez, una vez más señalada como la “roba maridos”, sigue generando conjeturas. En las últimas horas, no faltaron quienes  "diagnosticaron" que la actriz tiene el Síndrome de Fortunata, un patrón de conducta que se caracteriza por la atracción hacia personas casadas.

“¡Otra familia más que te cargaste por zorra!", escribió Wanda el sábado, apuntando contra la actriz y haciendo marcada alusión no solamente al romance que inició con Nicolás Cabré cuando el actor estaba casado con Eugenia Tobal, sino también a la relación que inició con Benjamín Vicuña, cuando, supuestamente, este se estaba separando de Carolina “Pampita” Ardohain.

El síndrome que se visualizó en medio del estallido mediático toma su nombre de la novela "Fortunata y Jacinta", de Benito Pérez Galdós, que relata la vida cruzada de dos mujeres.

Fortunata se enamora de Juan Cruz, esposo de Jacinta, y con el que mantiene una relación de amantes.

La neuropsicóloga Cecilia Ortiz indicó que este síndrome como tal no existe como una entidad psiquiátrica o psicológica y tampoco se encuentra en el manual de los trastornos mentales. 

“No es que vas a diagnosticarlo como lo harías con una fobia o depresión. Pero se refiere a un patrón de conducta repetitivo, donde la persona reincide, vinculándose con personas que están comprometidas: casadas o en pareja”, detalló.

La especialista explicó que hay dos posturas que explican este patrón. Por un lado, la “voluntad de no compromiso” y por el otro una personalidad “narcisista".

En el primero de los casos, el miedo al fracaso y al compromiso hace que la persona busque un “touch and go” con personas que ya tienen una relación.

Otra de la línea, de corte psicoanalítico tiene que ver con el "misterio de la otra", donde la tercera en discordia solo busca ganar una competencia para su satisfacción personal. “Qué tiene la otra que no tengo yo, que le llama la atención a este hombre. De esta forma busca en el triángulo ser la elegida”, ejemplificó la psicóloga.

Y agregó: “Es decir que no se trataría de una conquista del hombre, si no ganarle a la otra. Esto tiene que ver con una característica narcisista. Se trata de personas que tienen muy escasa capacidad de ponerse en el lugar del otro y se asumen en el centro de la escena”.

A su vez, precisó que alguna de estas personas podrían haber tenida una herida emocional que “los habilitaría a jugar con los sentimientos de los demás, bajo la premisa: 'Si yo sufrí, que sufran todos'".

La especialista consideró que estas conductas narcisistas no contemplan si el objeto de deseo tiene hijos o no y que frecuentemente se aburren tras cumplir el objetivo.

"Esto se da tanto en hombres como mujeres, pero en las consultas se ven más mujeres con este patrón", concluyó 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.