access_time 15:29
|
20 de septiembre de 2021
|
|
Justicia

Próvolo: denuncian maltratos y falta de contención durante la nueva ronda de declaraciones

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/16321586651481IMG_8470.jpg
Los familiares de las víctimas del Próvolo se manifestaron en Tribunales.

Algunas cámaras Gesell tomadas en la primer megacausa presentaron fallas de grabación y los denunciantes tuvieron que volver a prestar testimonio. Exigen contención psicológica.

Familiares de los sobrevivientes de los abusos sexuales cometidos en el Instituto para niños sordos Antonio Próvolo se manifestaron este lunes en las puertas de Tribunales provinciales para exigirle a la Justicia que preserve la integridad física y psicológica de los denunciantes en la nueva ronda de declaraciones solicitadas por las defensas de las acusadas. 

Dos de las declarantes se descompensaron y requirieron atención médica tras prestar testimonio donde revivieron el drama que atravesaron en el denominado instituto del horror. Mientras, el resto de las víctimas se encuentran angustiadas y más de uno entró en crisis e intentó autolesionarse en el último tiempo, según contaron familiares.

“Mi hijo no quiere volver a saber nada con declarar, dice que está cansado, está muy nervioso y no tiene psicólogo. Ha querido lastimarse, no tiene ayuda…”, contó alarmada la madre de uno de ellos en las escalinatas del juzgado.

Luego de las condenas a los sacerdotes Horacio Corbacho y Nicola Corradi, en noviembre del 2019, en mayo de este año comenzó la segunda megacausa que tiene a nueve mujeres imputadas, entre ellas, las monjas Kosaka Kumiko y Asunción Martínez y la ex apoderada legal del establecimiento, Graciela Pascual, acusadas de ocultar y facilitar los abusos.

Para los abogados de Xumek, la asociación para la promoción y protección de Derechos Humanos, que representan a las víctimas, los defensores de Kumiko han generado las mayores trabas ya que no quieren que salgan a la luz los hechos. Sumado a esto, “la justicia mendocina no entiende cómo llevar este tipo de casos donde hay muchas víctimas con una discapacidad muy específica que requieren de una atención integral".

“Han sido tantas las dilaciones y el entorpecimiento que ha llevado la defensa de Kumiko Kosaka, que muchas veces estamos por arrancar con las declaraciones y hace algún planteo que debe ser revisado por el tribunal, entonces, tienen que sacar al declarante afuera de la sala para que se revea. Así pasan toda la mañana en el lugar y se terminan yendo sin aportar nada, con todo lo que significa para ellos”, explicó el abogado Lucas Lecour.

El tiempo previsto para este proceso era de 6 meses. Sin embargo, a poco de cumplirse ese plazo, las sucesivas demoras, entre recusaciones y cambios en el tribunal,  hizo que la querella estime que el año que viene recién llegará a una resolución.

Ariel Lizarraga, padre de Daiana, una de las primeras denunciantes, contó: “Es muy difícil para las víctimas vivir esa etapa. Mi hija lo pasó, hicimos la cámara Gesell y ahora no es válida. Exponen a las víctimas a larguísimas horas a revictimizarse. No se tiene en consideración lo que ella siente. En la última oportunidad salió descompuesta y tuvimos que ir a un centro asistencial. Mientras, me llamaban del tribunal para decirme que al otro día tenía que presentarse y yo les dije que no, que hasta aquí llegamos... “.

Las fallas en las cámaras Gesell


La Justicia debe analizar testimonios, los perfiles psicológicos de las imputadas y distintas documentaciones que se recopilaron en el primer juicio. Además de reproducir 52 cámaras Gesell, de los planteos que surgieran se preveía que las víctimas podrían volver a declarar. 

Lo cierto es que, según los familiares, antes, durante y después de cada testimonial no han tenido acompañamiento psicológico ni ningún tipo de abordaje acorde a la situación. Además, aseguran que se han sentido maltratados.

“Hay sobrevivientes que hoy van por la quinta semana consecutiva de declaración y hay chicos que han sido hospitalizados. La crueldad judicial es tremenda. La falta de perspectiva de discapacidad y de género. Sabemos que hacen preguntas que exceden a la causa y que indagan en cuestiones personales. Se están violando todos los derechos humanos y los están revictimizando”, sostuvo Julia Morcos, referente del Colectivo.

“El Colectivo por la Restitución de Derechos a Sobrevivientes del Próvolo está pidiendo un mejor trato. Están preocupados porque los hacen venir muchas veces, en muchas oportunidades no les han tomado la declaración y han estado en un lugar donde no han estado cómodos y no les han dado ni un café”, detalló Lecour, quien dijo que la mayoría no tiene recursos económicos ni para pagarse un colectivo.

El problema inicial se dio porque algunas cámaras Gesell tuvieron problemas con la toma de audio y no se escuchan con la fidelidad que se requiere. Como consecuencia, algunos de los denunciantes tuvieron que presentar testimonio una vez más y recordar las violaciones.

“En otras cámaras no han participado las defensas y deben tener la posibilidad de consultarlos. Esto estaba previsto. Lo que hace previamente el tribunal es ver si están psicológicamente preparados para declarar y si no lo estuvieran se perdería esa declaración y hay que valorarla con lo que hay”, agregó el letrado.

Reunión con las víctimas y debate a puertas cerradas


Tras la manifestación, los sobrevivientes entregaron una nota al ministro de la Suprema Corte de Justicia, José Valerio “exigiendo que se adopten medidas de gestión y organización judicial para que faciliten el acceso a la justicia, con perspectiva de derechos humanos, de género, diversidad y discapacidad”.

Desde el Ministerio Público Fiscal indicaron que el documento llegó a manos de Valerio y se programó una reunión para el jueves con las víctimas.

A principios de julio, el tribunal presidido por Gabriela Urciuolo resolvió que el debate seguirá a puertas cerradas y no se brindará información a la prensa sobre lo que declaren las imputadas ni las presuntas víctimas.

“No se va a dar a publicidad el contenido”, indicó en un comunicado el Ministerio Público Fiscal, donde se detalló que “en la misma resolución “se prohibió dar difusión a las imágenes” del debate.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.