access_time 16:13
|
24 de noviembre de 2021
|
|
Educación

Por qué la DGE "celebra" las sentadas de alumnos en las escuelas

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1632265852526estudiantes%2C%20parque%2Cd%C3%ADa%20(11).jpg
Los especialistas consideran que la implementación de la ESI ha evidenciado situaciones antes tapadas.

En las últimas semanas, en varios colegios, los estudiantes eligieron esa modalidad de protesta para denunciar supuestos abusos. El gobierno escolar lo vincula a la lucha de sus derechos.

En las últimas semanas, estudiantes del Instituto Valentín Bonetti y del Santa Teresita se convirtieron en protagonistas por protestas y sentadas realizadas en sus escuelas. Allí, con pancartas y carteles repudiaron hechos de abusos. Lo significativo es que los chicos no estaban solos, sino acompañados por familiares, docentes y directivos.

“Este tipo de situaciones merecen ser celebradas ya que no es más que un efecto del ejercicio del Programa de Educación Sexual Integral (ESI)”, aseguró su titular Miguel Conocente, titular de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias Escolares (DOAITE).

El funcionario recalcó que actualmente comienzan a verse los resultados de su implementación en los establecimientos educativos y ponderó que sirve para destapar situaciones de posibles abusos. “Está bueno que los pibes no se queden callados y que la escuela muestre lo que está pasando puertas para adentro”, agregó el funcionario.

Si bien Conocente no se refirió a ningún caso específico, sí aseguró que entre los ejes de la ESI, uno se refiere a la importancia de expresar las emociones y otro tiene que ver con la necesidad de luchar por los propios derechos.

“Creo que hoy los estudiantes se sacaron la mordaza y comenzaron a hablar, a hacer públicas sus emociones, a contar lo que les pasa y visibilizarlo. Ya no queda todo puertas para adentro, hoy todo se muestra y se expresa”, explicó.


Una modalidad peligrosa que crece

Si bien en la mayoría de las escuelas las sentadas y protestas hicieron referencia a casos de abusos sufridos por algún alumno o alumna, el funcionario de la Dirección General de Escuelas (DGE) también habló de una modalidad peligrosa que se está generando en los establecimientos y que merece la reflexión de todos.

“He recibido varias denuncias de directivos que sostienen que algunos alumnos están apelando al escrache como estrategia”, contó Conocente. A modo de ejemplo, advirtió que una alumna de una escuela determinada le solicitó al docente que le subiera la nota o de lo contrario lo escrachaba públicamente.

“Indagando más sobre la metodología me doy cuenta que el escrache no es más que un delito, algo que lleva a una sanción mayor. Por lo que estamos trabajando en el tema para ir a las escuelas y abordarlo con las herramientas necesarias. Lamentablemente, estas situaciones también hoy están presentes en los colegios”, contó.


La importancia de sacarse la mordaza

Los hechos de repudio ante situaciones de abuso no sólo se generaron en escuelas de Mendoza, sino también en otras de diferentes provincias del país y esto da cuenta de que los chicos ya no quieren tapar más los hechos aberrantes.

Para enfrentar esta compleja situación, la DGE cuenta desde el 2018, con una Guía de procedimientos ante situaciones emergentes en las escuelas de Nivel Inicial y Primario, y otro similar para el Secundario.

“En este protocolo se hace referencia a los derechos del niño y adolescente a la obligación del Estado de protegerlos contra cualquier forma de abuso sexual, malos tratos o explotación, y establecer formas de prevención e investigación, incluso la intervención judicial”, resaltó la de la presidenta de la asociación de Psicopedagogía de Mendoza, Karina Bergé.

La especialista recalcó que “lo que ocurre hoy no es más que un resultado de lo que se generó en los talleres ofrecidos por la ESI, espacios que en la actualidad han alcanzado gran demanda, tras la pandemia”.

De hecho, durante el debate de candidatos organizado por el Colegio Universitario Central -previo a las recientes elecciones-, una de las consultas que saltó fue la necesidad de contar con asesoramiento sobre los problemas de salud mental de los estudiantes. La comunidad de colegios de la UNCuyo venía de enfrentar intentos de suicidio en sus establecimientos, lo que generó preocupación. 

En este sentido, la especialista señaló que la etapa de aislamiento obligatorio disparó “la demanda de atención emocional en las escuelas, es increíble", lo que a su vez generó un trabajo en red que incluye a los trabajadores de la Salud (psicólogos y psicopedagogos), a las familias y a los educadores, comentó.

“Lo que  se está priorizando es la apertura de espacios para que los chicos se expresen. Es necesario un abordaje preventivo y es lo que hoy, con las herramientas que se dispone que son pocas, se está haciendo”, enfatizó Bergé.

Por su parte, Ulises Llanes, de la Federación de Estudiantes Secundarios de Mendoza, aseguró: “En la provincia se ha dado un proceso en el movimiento estudiantil organizado en el cual ya no hay miedo de decir las cosas".

"El feminismo ha jugado un rol central en este presente, porque han sido las pibas con su movimiento las que han logrado romper, sin ningún tipo de miedo, el statu quo y salir a denunciar a quien se tenga que denunciar, a hacer recapacitar a quien lo merezca y, en definitiva, construir un mundo libre de abusos”, sentenció el joven estudiante.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.