access_time 14:36
|
3 de junio de 2022
|
|
Negocio millonario

La vuelta de un empresario K al negocio del juego en Mendoza

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1654277373455Casino_03.jpg

Una empresa vinculada a Cristóbal López operará las tragamonedas del Casino Central. Sólo falta la autorización del fiscal de Estado para que se confirme la adjudicación.

La decisión ya está tomada, y sólo resta el OK de la Fiscalía de Estado para que el Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) oficialice que Traylon SA, empresa vinculada al empresario kirchnerista Cristobal López, ganó la millonaria licitación para la explotación de las máquinas tragamonedas del Casino Central, de Godoy Cruz, durante los próximos diez años.

López ya tiene varios antecedentes en la industria del juego en Mendoza. Ya sea asociado a otras empresas o con firmas propias, operó hace algunos años los “slots” en el casino ubicado frente a la plazoleta Barraquero y, más cerca en el tiempo, manejó una sala privada en San Rafael y explotó los anexos oficiales en San Martín, Rivadavia, General Alvear y Malargüe.

El 6 de agosto del año pasado, el IPJyC lanzó la licitación que generó un fuerte interés por parte de cuatro pesos pesados, con experiencia en el sector y gran poder de lobby. Además de Traylon, en el proceso se presentaron Desarrollos Maipú, de Daniel Angelici, que maneja el casino del Arena Maipú; Plaza Central, una sociedad empresaria conformada por Mendoza Central Entretenimientos (MCE), actual adjudicataria de la sala del Casino Central conducida por Alfredo Vila, y Nuevo Plaza Hotel Mendoza, a cargo de la sala del hotel Hyatt; y Fuente Mayor - New Star Casino Central, la alianza de empresas que se adjudicó el flamante supercasino en el Este provincial, cuya cara visible es la familia Kristich.

A mediados de noviembre se conocieron las propuestas de cada oferente y, tras varios meses de análisis, el IPJyC que conduce Ida López consideró que Traylon era la firma indicada para quedarse con el manejo de las tragamonedas de la sala principal del Casino de Mendoza.

Traylon prometió una inversión es de $2.236 millones para la remodelación completa del edificio, donde instalará 720 máquinas, con una antigüedad de seis meses. Pero más allá de esa propuesta, la empresa superó a sus rivales en otro ítem que históricamente se ha transformado en un problema para el Gobierno provincial: el canon. Es decir, cuánto se queda el Estado y cuánto se lleva el concesionario de las ganancias de las tragamonedas.

Según confirmaron fuentes del sector, actualmente MCE se lleva el 43,70% de la recaudación. Y todas las propuestas que se presentaron en la licitación superaban ese porcentaje.

Las mismas fuentes indicaron que Traylon, con un canon del 52%, elevó la oferta más tentadora para el IPJyC, frente al 62% de Desarrollos Maipú, el 71,87% de Plaza Central y el 54% de Fuente Mayor - New Star Casino Central.

El dictamen de preadjudicación llegó esta semana a la Fiscalía de Estado, que se encargó de revisar todo el proceso administrativo y legal. Se trata de un paso habitual en cada licitación de esta magnitud.

En tal sentido, desde el organismo de control que lidera Fernando Simón solicitaron algunas aclaraciones al Instituto de Juegos y Casinos, que no tiene plazos para responder. Recién cuando eso ocurra, el fiscal estará en condiciones de firmar su propio dictamen, habilitando de esa manera al IPJyC a anunciar a Traylon como ganadora de la licitación.

Quién está detrás de Traylon

En 2016, Cristóbal López transfirió la mayor parte de sus negocios del juego a su histórico socio y amigo Ricardo Benedicto. En aquel momento, en medio del conflicto que lo enfrentaba con la administración de Mauricio Macri, el empresario que supo expandir su imperio durante el kirchnerismo le cedió sus acciones en Inverclub a su aliado más antiguo y cercano. Aunque algunas versiones indicaron que en realidad se trató de un “retiro simulado” para sacar el nombre de López del ojo de la tormenta política que atravesaba.

Inverclub, que fue creada a raíz de la escisión de Casino Club -que por mucho tiempo fue la empresa insignia de López-, controla la Compañía de Inversiones en Entretenimientos SA (Ciesa), que a su vez es titular del 50% de Traylon.

En el directorio de Traylon figuran Antonio Alba Raventos (presidente), Gustavo Ratti (vice), Roberto Pérez (director titular) y Florencia Benedicto, Juan Francisco de Moya Torras y Ariel Racino (directores suplentes). Varios de esos nombres se repiten en otras empresas relacionadas con López.

De bajo perfil, amante del turf, ingeniero de profesión y conocedor como pocos de la industria del juego de azar (viajó varias veces a Las Vegas para conocer el funcionamiento de las salas de primer nivel), Benedicto fue quien convenció a su amigo López de entrar al negocio de los casinos. Así, en 1992, ganaron la licitación para instalar una sala en Comodoro Rivadavia.

Su crecimiento económico fue sostenido en el tiempo: en 2020, Benedicto apareció en el puesto 35 entre los argentinos más ricos en el ranking que elabora la revista Forbes, con un patrimonio de 330 millones de dólares.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.