access_time 08:10
|
4 de julio de 2021
|
|
Consumo

La leña está 50% más cara este invierno y hay desabastecimiento

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1625072766770Venta%20Le%C3%B1a-Calefaccion%20(17).jpg
La leña a granel se vende a $15 el kilo.

Una familia puede gastar unos 10 kilos de troncos por día solo para calentar dos ambientes. Es decir, más de $4.000 mensuales. La iniciativa que avanza en la Legislatura: los pellets.

Mientras que en la Legislatura avanza un proyecto que busca que los hogares más humildes puedan calefaccionarse en forma más económica y sustentable, con los llamados pellets -a través de la transformación de los productos derivados de cualquier tipo de poda- la leña, uno de los insumos más preciados para pasar el invierno, tuvo un aumento del 50% interanual en Mendoza.  

Según advirtieron comerciantes del sector hay desabastecimiento, principalmente de los troncos de algarrobo que provienen de La Rioja, por la falta de hachadores.

En esta época la demanda crece y el atado de 10 kilos se vende entre $120 a $150 en los corralones. Mientras que llega a los $190 en las estaciones de servicio y a casi $400 en los hipermercados. 

Ver también: Polémica por un proyecto que obliga a los restaurantes a tener un menú vegetariano

Pese a que esta opción es la más cara para calentar las viviendas, frente al gas y la electricidad, lo cierto es que el 22% del total de las casas mendocinas no cuentan con gas de red y en la zona rural este porcentaje es del 63,9%, de acuerdo con el último relevamiento de la Dirección de Estadísticas y Censos de Mendoza que data del 2012.

“Hay poca leña porque falta mano de obra. Esta leña es de algarrobo, proviene de La Rioja y antes de la pandemia traíamos un equipo por semana de unos 25 mil kilos kilos. Ahora no superan los 10 mil”, comentó Héctor, propietario de un importante corralón de calle Lamadrid, en Dorrego.

Además explicó que el precio lo fijan los productores y depende de lo que ellos necesitan para cubrir sus gastos para vivir.

Más allá de las bolsas que se pueden conseguir en cualquier kiosco, en los galpones se comercializa la leña a granel por unos $15 el kilo. La diferencia radica en el tamaño del tronco.

“Mis principales clientes son restaurantes, pero también mendocinos que tienen salamandras y chimeneas”, dijo Héctor y aclaró que las bolsas, habitualmente, las llevan para los asados: “Se calcula dos kilos de leña por kilo de asado”.

Ver también: Hasta cuándo se repetirá la postal de la montaña nevada

Otro de los productos requeridos son las tablitas, cuyo atado se vende a $150 y el carbón a $30 el kilo, aunque este último sólo se expende para cocinar en los parripollos, por ejemplo. 

“No lo vendemos para calefaccionar porque es peligroso”, aclaró el hombre.

La salamandra como único abrigo

En esta época del año, el paisaje de las zonas periféricas a las ciudades se tiñen de hollín. Es que las salamandras y las chimeneas comienzan a encenderse antes de la madrugada.

Dependiendo de las dimensiones del hogar y el tamaño del artefacto, una familia puede gastar, al menos, 10 kilos de leña por día solo para calentar dos ambientes. Es decir, más de $4.000 mensuales.

Como consecuencia, son muchos los que recorren fincas o parajes abandonados en busca de restos de poda.

Mario, dueño de otro local ubicado en calle Maza, de Maipú, reparó en que la mejor madera para prender fuego es la que está seca. “Estos árboles murieron de viejos y se han cortado. La leña inferior es la que los troncos están verdes y se cortan por desmonte, por ejemplo”, dijo, al tiempo que señalaba la madera apilada.

La revolución del pellets

Para mitigar el impacto de estos costos, la municipalidad de Las Heras destina lo que rescata de la poda de árboles para calentar los comedores y merenderos del departamento en esta época fría del año.

La comuna es uno de los departamentos más grandes de la provincia, cuenta con más de 70 mil forestales, de los que se pretende intervenir la mayor cantidad posible para eliminar ramas y erradicar ejemplares secos para oxigenar el entorno.

A la par, de esta iniciativa, en la Legislatura avanza un proyecto de los senadores Rolando Baldasso y Pablo Priore del PRO para  garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna a partir del aprovechamiento integral de los residuos de biomasa sólida proveniente de la poda de forestales urbanos, entre otros, para armar pellets, una varilla de madera compactada, similar a un corcho, e ideales para calefaccionar.

Se trata de un combustible alternativo de menor costo frente a los de orígen fósil, como el gas envasado o fuel oil, y posee una calcinación limpia con bajas emisiones.

La experiencia en Río Negro es alentadora. En esa provincia se arman pellets con aserrín de madera, el cual es comprimido sin ningún tipo de agregado químico, hasta formar cilindros de distintos tamaños que tiene un gran poder calórico constante y baja emisión de CO2.

La Comisión de Ambiente del Senado analizó la propuesta en junio y se espera que en poco tiempo tenga despacho para el tratamiento en el recinto.

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.