access_time 11:28
|
14 de agosto de 2022
|
|
Economía

Impsa perdió más de $3.000 millones en el primer semestre

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1622731746776IMSA%20-%2003-06-21%2006.jpg

El último balance de la empresa "estatal" refleja que cuadruplicó sus ventas, pero redujo su patrimonio. Cuáles son los proyectos en marcha y los negocios con Venezuela.

El balance del primer semestre del año de Impsa tiene dos caras. Desde la empresa destacan como positivo que los ingresos por ventas se cuadruplicaron en relación con el mismo periodo del 2021. Pero también admiten los graves problemas que arrastra la ex Pescarmona, que entre enero y junio perdió 3.063 millones de pesos.

"Los estados financieros muestran que entre enero y junio de 2022 los ingresos por ventas se cuadruplicaron en relación con el mismo periodo del año anterior, alcanzando una cifra de 2.261 millones de pesos, frente a los $538 millones del primer semestre de 2021", indicaron desde la empresa rescatada por el Estado nacional y el provincial a mediados del año pasado. "Además, en los primeros seis meses de 2022 los ingresos por ventas superaron en más del 70% a lo registrado en los doce meses de todo el ejercicio 2021", agregaron.

Sin embargo, la mitad del vaso medio vacío marca que "el resultado del semestre antes de impuesto a las ganancias arrojó una ganancia de 2.805 millones de pesos. El efecto del cálculo del impuesto a las ganancias por aplicación del método del impuesto diferido y el ajuste por inflación impositivo arrojaron un resultado negativo de 5.868 millones de pesos, revirtiendo de esta forma la ganancia del ejercicio y llevando el resultado final a una pérdida de 3.063 millones de pesos".

De todas maneras, las pérdidas de Impsa se desaceleraron sensiblemente en el segundo trimestre del año (974 millones de pesos), tras registrar un déficit de 2.089 millones de pesos entre enero y marzo.

El estado contable resalta además que el patrimonio neto de la empresa descendió 5,2% en seis meses: terminó el año pasado en 7.307 millones de pesos, mientras que seis meses después alcanzaba los 6.944 millones.

La pesadilla venezolana

La debacle de la ex Industrias Metalúrgicas Pescarmona comenzó hace nueve años, a raíz principalmente de riesgosas inversiones en Brasil y multimillonarias deudas del gobierno venezolano.

De hecho, Venezuela es la principal deudora de la compañía. "El 89,63% del saldo de créditos por ventas al 30 de junio de 2022 se deriva de sus contratos con CORPOELEC (ex 'EDELCA'), una empresa operadora estatal encargada de la realización de las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización de potencia y energía eléctrica de propiedad del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela", asegura el último balance de Impsa.

Las complicaciones para cobrarle al gobierno venezolano arrancaron en 2013. Varios años después, en el marco de la causa conocida como "los cuadernos de las coimas", el ex titular de la empresa, Enrique Pescarmona, confesó al declarar como arrepentido ante la Justicia que pagó coimas a funcionarios kirchneristas para intentar destrabar los pagos desde Caracas.

Pese a esa relación conflictiva, Impsa mantiene negocios con la gestión de Nicolás Maduro. "En el primer trimestre se concretó la firma de la Adenda N° 6 del proyecto Tocoma con el cliente CORPOELEC de Venezuela, la que extiende por 60 meses la vigencia del contrato y por la que las partes deberán definir y acordar programáticamente la ejecución del proyecto", indicaron desde la metalúrgica.

Desembarco estatal

El 28 de mayo del año pasado, el Ministerio de Desarrollo Productivo anunció la aprobación de la capitalización por parte del Estado nacional de Impsa, lo que significó un aporte de 15 millones de dólares que se sumaron a otros 5 millones de la provincia de Mendoza.

De esta forma, el Estado nacional se convirtió en el principal accionario con el 63,7% del total, mientras que el Estado provincial participa con el 21,2%.

En ese momento, "Impsa estaba a punto de cerrar definitivamente", según afirmó el ex ministro de Desarrollo, Matías Kulfas, en la carta de renuncia que le presentó al presidente Alberto Fernández a mediados de junio.

En esa misiva, Kulfas específico los problemas que la empresa mendocina "sufre por el internismo del equipo de la Subsecretaría de Energía Eléctrica", que comandó el kirchnerismo hasta la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía. Ese cuestionamiento era compartido por funcionarios del Gobierno provincial.

El ex funcionario, que fue una figura clave en el salvataje de Impsa, resaltó que "en un hecho inédito", la estatización de la compañía no generó litigios en el CIADI y se realizó "sin poner un solo peso del Estado ni a los acreedores ni a los antiguos accionistas". En tal sentido, añadió que "todos los recursos que pusimos fueron directamente a la caja de la empresa para su capitalización".

Luego festejó que "hoy Impsa está de pie, con nuevos negocios". Y, sobre el cierre de sus consideraciones, blanqueó que la empresa mendocina "sufre por el internismo del equipo de la Subsecretaría de Energía Eléctrica, que tiene parados numerosos proyectos de energías renovables de interés para varias provincias y de la incomprensible demora en ejecutar obras hidroeléctricas necesarias para el país".

El año de Impsa

Algunos de los proyectos encarados por la Impsa "estatal" en los últimos 12 meses fueron:

  • Contrato con la Armada de la República Argentina (ARA) para la ejecución de un proyecto que incluye el diseño, la fabricación, el montaje y la puesta en marcha de una Grúa de Astillero para la Base Naval “Puerto Belgrano”, en Bahía Blanca.
  • Entrega del rodete de turbina rehabilitado para la Central Hidroeléctrica Quebrada de Ullum, en San Juan.
  • Finalización de un soporte especialmente diseñado para un telescopio de alta tecnología que se va a instalar en Salta, en el marco del Proyecto QUBIC, que pretende comprobar empíricamente la teoría de la inflación cósmica del Big Bang.
  • Acuerdo para crear el Centro Tecnológico Metalúrgico Cuyo (CETEM Cuyo). Se trata de un proyecto de cooperación público-privado para centros tecnológicos que apunta a mejorar los procesos productivos y fortalecer las capacidades de las PyMEs de la región.
  • Fortescue Future Industries (FFI) le adjudicó la provisión de 17 mástiles e instrumentos de medición de vientos para poder llevar a cabo en Río Negro su primer y principal proyecto de Hidrógeno Verde en Argentina.
  • Se unió con la empresa Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE) para desarrollar y ejecutar en conjunto el Parque solar fotovoltaico de Tocota en San Juan.
  • Se encargará de la explotación y operación de la fábrica de paneles solares fotovoltaicos de EPSE, cuya producción se espera en 71 MWp por año.
  • Fue designada por YPF como proveedora de equipos pesados en el marco del proyecto para la ampliación y modernización de su refinería en Luján de Cuyo.
  • Firmó un acuerdo con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), para la provisión de servicios de ingeniería y fabricación de nuevos componentes para la construcción y puesta en marcha del CAREM.
  • En marzo de 2022, ICSA (una empresa del grupo IMPSA) gerenció la construcción del Parque Solar Fotovoltaico Helios, en Santa Rosa. El parque abastece aproximadamente a 3.000 hogares de manera completa con energía solar fotovoltaica renovable y contribuirá a mejorar la calidad de energía en su zona de influencia.
  • Selló un convenio con Dioxitek para fabricar por primera vez en el país un contenedor para poder exportar Cobalto 60, un insumo clave para las industrias alimenticia y de la salud.
  • Firmó un convenio con el Ejército Argentino para ser proveedor en su proyecto de modernización del Tanque Argentino Mediano (TAM) 2C, el principal y más potente vehículo blindado del país.

 

TEMAS:

Impsa

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.