access_time 21:41
|
7 de mayo de 2022
|
|
Ambiente

De Mendoza a Brasil: quiénes estuvieron a cargo del traslado de las elefantas

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1651970365523MAR_0151-700x453.jpg

Pocha y Guillermina emprenden un viaje de 3600 kilómetros desde el Ecoparque hasta el Santuario que se ubica en el estado de Mato Grosso.

Este sábado por la tarde llegó el tan esperado momento: Pocha y Guillermina, las elefantas del Ecoparque, comenzaron su periplo rumbo a Brasil, esto fue posible (en gran parte) gracias a la labor de los veterinarios y empleados del Ex zoológico, y los especialistas que las recibirán en su nuevo hogar: el único Santuario de Elefantes de Latinoamérica con más de 1500 hectáreas naturales. 

Lograrlo no fue tarea fácil, ya que su traslado generó idas y vueltas tensas entre el gobierno mendocino y el ejecutivo nacional. Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible trasladaron el pedido de la administración de Rodolfo Suarez a la Justicia y eso retrasó la aprobación del viaje de los dos ejemplares hembras hacia Mato Grosso.

Las elefantas emprenden un viaje de 3600 kilómetros desde el Ecoparque hasta el Santuario que se ubica en el estado de Mato Grosso, en la República de Brasil. El viaje tendrá una duración de 5 días y el equipo que escolta a Pocha y Guillermina va compuesto por profesionales veterinarios del Santuario y del Ecoparque, sus cuidadores, el presidente del Santuario, Scott Blais y los entrenadores, entre otros.

El inicio del viaje fue custodiado por más de una decena de personas. Pocha y Guillermina fueron ubicadas en dos contenedores, donde recibieron alimentos y agua.

“Después de dos años de un intenso trabajo logístico y humano, estamos haciendo al 100% efectivo el traslado de Pocha y Guillermina a uno de los Santuarios más reconocidos en el mundo en materia de conservación y bienestar animal, que se especializa únicamente en elefantes. Hoy es un día histórico para poner en valor el cambio de vida que están viviendo Pocha y Guille, que después de años de encierro entre cementos y paredes, hoy van a vivir con todos los cuidados en un ambiente completamente natural y con otros elefantes de la misma especie”, afirmó el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance.

La directora del Ecoparque Mendoza, Mariana Caram, destacó "la constante y comprometida colaboración del equipo de Ecoparque, conformado por cuidadores, personal de mantenimiento y veterinarios especialmente designados, que nunca bajaron los brazos y asumieron retos únicos, teniendo en cuenta la magnitud de este emprendimiento".

"También ha sido crucial el apoyo del Consejo Consultivo del Ecoparque Mendoza, de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, de Fiscalía de Estado, del Gobierno Provincial, de autoridades y especialistas del Santuario de Brasil, y de la Fundación Franz Weber, gracias al cual estamos transitando esta etapa del tan esperado traslado de Pocha y Guillermina. Esta última ha aportado en los últimos seis años acceso a su red de expertos nacionales e internacionales, brindando en todo momento apoyo logístico y técnico”, comentó.

Una de las especialistas que siguió de cerca y cooperó para que el traslado se concretara exitosamente fue Alejandra García, quien trabaja en la Fundación Franz Weber y dirige el Santuario de equinos en Cruz del Eje, Córdoba.

En sus redes sociales festejó: "Y entonces llegó el día: comienza". La publicación fue comentada por Mingorance, quien escribió: "Gracias Ale por tu inmenso trabajo".

Pocha y Guillermina son madre e hija, una de 56 años y la otra de 24. Pocha llegó de Londres y Guillermina nació en el Ex Zoológico de Mendoza, donde ha pasado su vida hasta el día de hoy junto a su mamá y Tamy, su padre que es otro de los elefantes africanos que vive en el actual Ecoparque y que posteriormente será derivado al mismo santuario junto a Kenya.

Mingorance explicó que las elefantas estaban "muy calmas, bien adaptadas" y que llevan "medicamentos y el alimento para el traslado de cinco días".

"En la frontera por Foz de Iguazú estará esperando un equipo de profesionales  del santuario para acompañar y reforzar al equipo local que viajará con las elefantas", explicó Mingorance.

El secretario de Ambiente dijo que “queda esperar a que lleguen bien a destino”.

Mingorance adelantó que continuarán las derivaciones de elefantes en cautiverio en Argentina, son seis en total y aún restan dos elefantes de Mendoza. El santuario en Brasil tiene cuatro grandes parcelas en las que se dividen los elefantes africanos de los asiáticos y los machos de las hembras. Además, insistió en que es necesario que el ejemplo de Mendoza sea tomado por todos los lugares donde aún hay zoológicos con animales exóticos.

El nuevo hogar de Pocha y Guillermina

SEB es una organización sin fines de lucro que ayuda a transformar las vidas y el futuro de los elefantes cautivos en América del Sur. Su origen se remonta a 2012, a partir de la alianza internacional entre Elephant Voices y Scott Blais, cofundador de The Elephant Sanctuary en Tennessee, EEUU. Esta alianza dio lugar a Global Sanctuary for Elephants, que en 2013 sienta las bases de la Asociación SEB en suelo brasileño.

El santuario obtuvo la habilitación de operación por parte del Gobierno brasileño en 2018 y recientemente, certificó estándares de excelencia por parte de The Global Federation of Animal Sanctuaries, convirtiéndose en la única institución latinoamericana con este prestigioso aval.

El santuario presenta un bioma apropiado para la especie, posee recintos completamente naturales disponiendo de matorrales y áreas abiertas cubiertas de vegetación. Cada recinto tiene dimensiones muy amplias (entre 40 y 400 hectáreas cada uno). Allí, se les proveen dietas excepcionales a los animales y tienen atención veterinaria de alta calidad durante toda su vida.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.