access_time 08:08
|
27 de febrero de 2021
|
|
El más popular

Cerro Arco: todo lo que tenés que saber sobre el centinela del Gran Mendoza

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1614358872516Trekking%20Cerro%20Arco%20(2).jpg

Está ubicado en Las Heras, a pocos kilómetros de la capital mendocina. Unas 1.500 personas lo visitan por fin de semana.

Grupos escolares, familias, amigos, deportistas… Son miles los mendocinos y turistas que tienen la famosa postal en la cumbre del Cerro Arco, en El Challao, Las Heras. Con el confinamiento obligatorio, el año pasado las visitas mermaron. Sin embargo, una vez que el Gobierno provincial habilitó las actividades físicas, este sitio no dejó de recibir visitantes. De acuerdo con estadísticas de la comuna lasherina, cada fin de semana, unas 1.500 personas circulan por el cerro en busca de llegar a la cima.

“El Cerro Arco está situado al oeste y pertenece al departamento de Las Heras. Tiene una altura de 1.668 msm, desde la base son 543 metros de desnivel y 4,5km de recorrido. Es el cerro más emblemático e icónico para las personas que se inician en deportes de montaña”, detalló José Carmona, coordinador de Turismo de la municipalidad que dirige el doctor Daniel Orozco.

Por su lado, desde la Secretaria de Ambiente explicaron que lo único que es de dominio del Gobierno de la Provincia sobre ese terreno es el camino de acceso al parque de antenas y el parque de antenas propiamente dicho.

Ver también: Isidris, “el centro energético” que visitan miles de personas al año: habla su descubridora

El cerro más elegido por los mendocinos

En la zona se realizan diferentes deportes como senderismo, trail running, mountain bike, parapente y trekking nocturnos, entre otros. “Cuando se comenzó a liberar las primeras actividades al aire libre por la pandemia, el Cerro Arco fue el más elegido por los mendocinos. Aproximadamente entre viernes, sábados y domingo unas 1.500 personas visitaban el lugar para tener la gran ansiada foto en la cumbre del cerro. Algunos dicen que, si no subiste al Cerro Arco no sos mendocino”, comentó Carmona.

Desde la Municipalidad de Las Heras manifestaron que, debido al coronavirus, montaron un operativo de prevención que consiste en la toma de temperatura, corroborar que la gente asista con tapabocas, mantenga el distanciamiento y medidas de prevención. 

Ver también: El parque de las artes en medio de la cordillera que te conecta con el Universo

“Para ascender al cerro es necesario contar con una previa preparación física (caminata). No es un cerro difícil pero necesitas mínimo estar en forma física y llevar dos litros de agua por persona. La llegada a la cumbre y retorno son entre tres y cuatro horas”, señaló Carmona, quien indicó que están trabajando en una serie de cartelería que próximamente estará ubicada desde el ingreso al cerro hasta su cumbre. En ella, se describirá el cuidado de la flora, fauna, medio ambiente, cauces, además de información de actividades, cerros aledaños, recomendaciones y teléfono de seguridad. La nueva cartelería también incluirá información y reseña histórica, turística y cultural del lugar en diferentes idiomas.

Desde la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la provincia aconsejaron a quienes decidan visitar el cerro que evalúen previamente si su experiencia es acorde a la actividad que va a realizar. Avisar cuál es el itinerario que se va a realizar. Chequear el estado meteorológico de la zona antes de encarar el ascenso. Llevar alimentos ligeros, pero suficientes. Armar un botiquín adaptado a la actividad y a la cantidad de personas. Gestionar los residuos, regresándolos a casa. Protegerse del sol con lentes, gorro y bloqueador solar. Llevar linternas con baterías y recordar que ir en grupo es más seguro.

La flora y la fauna del cerro que todos deben respetar

“La flora y la fauna de ese lugar es la misma que podemos encontrar en toda la zona del piedemonte que es un área de ecotono -zona de transición en la que confluyen especies de distintas regiones, unas del monte, otras de origen altoandino-, explicó Sebastián Melchor, director de Recursos Naturales Renovables.

El funcionario, además, señaló que el desmonte y el sobrepastoreo han generado una pérdida de biodiversidad en el lugar. Sin embargo, aún pueden apreciarse ejemplares típicos de la planicie como algarrobos, chañares brea y una gran variedad de cactáceas. Y, por supuesto, la jarilla.

Ver también: Por este motivo no hay que hacer asado con jarilla

Quienes circulen por el cerro y sus alrededores tiene que ser cuidadosos y respetuosos tanto de la flora como de la fauna: “Tenemos presencia de ejemplares típicos de planicies como zorro gris, jotes y martinetas. Especies propias de la precordillera como los yales, piquito de oros, zorros colorados, águila mora y aguiluchos, que son las de mayor avistamiento. En otros tiempos, el ñandú de la planicie y el suri de la montaña poblaban la zona, pero el avance desmesurado de la ocupación humana hizo que ambas especies desaparecieran. No obstante, las huellas de su antiguo depredador, el puma, siguen apareciendo ocasionalmente por el lugar lejos de la zona habitada”, detalló Melchor.

Con respecto a la situación del cerro después del tremendo incendió que se desató allí en septiembre de 2018, el funcionario provincial dijo que se realizó, en su momento, un análisis de los riesgos aluvionales y también un estudio diagnóstico para la restauración del Cerro Arco. El primero se hizo con el Instituto Nacional del Agua y el segundo con el CRICYT.

¿Por qué se lo denomina Arco?

Sobre el nombre del cerro hay varias especulaciones, pero desde la Municipalidad de Las Heras prefirieron quedarse con la que más historia tiene y con la que consideran más acertada: “En realidad, el nombre original es Arcos. Lleva el nombre de Antonio Arcos, quien fue ayudante de campo del General San Martín. Él fue uno de los responsable del relevamiento geográfico de la zona y este cerro era el mirador estratégico durante la preparación de la Gesta Libertadora. Desde ahí uno podía apreciar todo el Valle de Mendoza hacia todos los puntos cardinales”, enfatizó Carmona.

Ver también: Los secretos de la Mendoza nativa que guarda el Cerro Tunduqueral

¿Quién fue Arcos? De acuerdo al libro “De revolucionarios a libertadores. Los oficiales europeos y norteamericanos en el ejército de Chile:1817-1830”, Antonio Arcos ocupó un lugar relevante en el paso de los Andes y posteriormente en las acciones de Chacabuco. Según los historiadores que escribieron esta publicación, Douglas Barry Wilkins y Patricio Vergara Undurraga, Arcos fue muy elogiado por San Martín por “sus destrezas tácticas al enfrentarse al enemigo”.

Arcos nació en Málaga en 1762. Llegó a Buenos Aires a fines de 1814. A principios de 1815, fue convocado a Mendoza por San Martín, quien se encontraba planificando el cruce de los Andes para liberar a Chile del dominio español. Fue su ayudante de campo con el grado de sargento mayor y colaboró en el relevamiento geográfico previo al cruce de la cordillera.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.