access_time 07:26
|
21 de mayo de 2020
|
|

Pandemia

Mendoza tiene 70 condenas por violar la cuarentena

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15900049335171%20IMG_6256.jpg

En los dos meses que lleva el aislamiento social, las imputaciones ascienden a 6.394.

Se cumplieron este miércoles dos meses del confinamiento social y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional para desalentar contagios de COVID-19. No cumplir con la consigna “Quédate en Casa” y salir sin una razón válida, constituye un delito contra la salud pública, de acuerdo con un decreto del presidente Alberto Fernández.

En estos sesenta días, la Policía y la Justicia provincial trabajaron en el control del cumplimiento de la cuarentena en las calles y en las rutas, arrojando hasta este miércoles 6.394 imputaciones, 300 detenciones efectivas y 70 condenas por violar el artículo 205 del Código Penal.

Según la legislación penal vigente, "será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia". 

De la información del Ministerio Público Fiscal surge que el 95% de los imputados y condenados están con detención o prisión domiciliaria. Y sólo el 5% restante y -algunos con sentencia- están alojados en los penales de la provincia.

De esta forma son minoría los infractores que están en las cárceles por no cumplir con la cuarentena y esto se debe a que tienen causas previas, han reincidido en el delito o, bien, porque no los han recibido en el domicilio que declararon.

Con respecto a los procesos finalizados, sólo un caso fue sentenciado a un año de prisión en suspenso y con la sanción de trabajo comunitario en el Hospital Notti, cuando se termine la situación de pandemia.

“En estos dos meses, la violación del aislamiento social ha sido la vedette y hemos trabajado en una situación atípica. Miles y miles de casos nos llevaron a proceder de una manera distinta, tuvimos muchos detenidos y muchos aprehendidos en domicilio también, porque hemos tratado de no tener inconveniente en la penitenciaría, liberando espacio”, explicó el Procurador Alejandro Gullé.

A modo de racconto, el jefe de los fiscales provinciales detalló que se contabilizan muchas imputaciones. Sólo en el Gran Mendoza el número asciende a 3.281.

En la Segunda Circunscripción (el Sur provincial), 965 mendocinos quedaron vinculados a un proceso.

En la Tercera Circunscripción (el Este), se registran 1.479 personas acusadas por incumplir con el artículo 205 y en la Cuarta (Valle de Uco), 669.

"El objetivo nuestro es llevar a juicio a todos. Justamente, estamos empezando con los debates sin detenidos bajo la consigna del trabajo comunitario. Todo esto lo estamos haciendo a través de videoconferencias y con protocolos sanitarios para prevenir el coronavirus", sostuvo el procurador.

Uno de los fiscales que está abocado a la investigación y resolución del principal delito de la cuarentena, es el fiscal Fernando Giunta, quien explicó que diariamente se están realizando siete audiencias para ir cerrando con este cúmulo de expedientes.

"La Justicia y la Policía hemos hecho un trabajo en conjunto, en donde también tuvo un papel central el resto de la sociedad que colaboraba y muchas veces nos avisaba cuando se estaba cometiendo el ilícito. Con este accionar esperamos haber contribuido a achatar la curva de los contagios", consideró Giunta.

Tanto el fiscal como el procurador Gullé, coincidieron que se están encaminando a una sentencia las causas más graves y donde las condenas buscan generar conciencia.

"Entendemos que el trabajo comunitario es aleccionador en la medida que la persona pueda ver cómo viven las personas que están en los hospitales o en una comisaría y de esa manera tomar dimensión de lo que se está hablando, porque muchos sabían del aislamiento, pero de todos modos no lo querían cumplir", indicó el magistrado.

 

 

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.