access_time 09:31
|
9 de abril de 2020
|
|

Coronavirus

Mendoza testeará los casos asintomáticos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1586350757459buenos-aires-cientficos_664529.jpg

El subsecretario de Salud, Oscar Sagás, señaló que se realizarán análisis a personas con síntomas respiratorios pero sin nexo epidemiológico con el COVID-19.

En medio de la pandemia del coronavirus, y en su afán de detectar los casos para evitar la propagación de la enfermedad, desde el próximo lunes Mendoza comenzará a testear los casos asintomáticos. Básicamente se trabajará con unidades de carácter centinela para poder trabajar con estadísticas.

Lo que la provincia realizará en esta ocasión es una una vigilancia epidemiológica donde se escogerán cinco instituciones para determianr la tendencia y así poder focalizarse los pasos a seguir.

La novedad fue confirmada por el subsecretario de Salud, Oscar Sagás, en declaraciones radiales a LVdiez. Según anticipó, los análisis se realizarán en cinco hospitales públicos a pacientes sin nexo epidemiológico. De este modo se podrá confirmar si la provincia de Mendoza tiene casos de coronavirus autóctonos.

“Se va a testear a personas con síntomas respiratorios que no tengan relación con el coronavirus y que no vengan de un lugar específico”, aclaró Sagás.

"Al día de hoy no hay circulación viral sostenida en la provincia", dejó en claro el funcionario de salud.

El último caso de COVID-19 se registró en la noche del miércoles en Malargüe. Se trata de un hombre de 85 años, que se encontraba internado desde el lunes en la unidad de terapia intensiva. Con ese caso Mendoza sumó un total de 40 infectados en todo el territorio provincial.

Modelo Centinela

Este sistema sigue, en términos generales, lo recomendado por el protocolo genérico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y es análogo al utilizado por los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de los Estados Unidos y por la Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC).

Fue implementado desde 2006 y está orientado a:


1. Monitorear tendencias de la ocurrencia del evento para la identificación de umbrales de riesgo y generación de alertas epidemiológicas.
2. Monitorear las características biológicas de los agentes infecciosos.
3. Estimar, de acuerdo a las condicionantes propias de esta estrategia, la carga de enfermedad y demanda de atención en los servicios de salud.
4. Monitoreo de los patrones de distribución geográfica y social de la enfermedad.
5. Monitoreo de la utilización de servicios de salud.
6. La vigilancia de la mortalidad asociada con el evento.
7. Emplear de forma más efectiva y eficiente los recursos humanos y materiales existentes.
8. Orientar y monitorizar el impacto de las intervenciones de prevención y control.
9. Fortalecer la investigación epidemiológica, clínica y de laboratorio y el trabajo multidisciplinario.

La experiencia mexicana

En México se está utilizando también un modelo de Vigilancia Centinela para analizar el desarrollo de la pandemia. por COVID-19.

"El Modelo Centinela de Vigilancia Epidemiológica considera tanto a los casos que se han confirmados como los que no llegaron a consulta, puesto que "de lo que se ve, la epidemia es 8 veces más grande (...) Por eso, cuando teníamos 12 casos, fue suficiente para tomar la decisión de medidas de mitigación masivas (contra COVID-19)”. Y este sistema registra la probable cantidad real de contagios a nivel nacional", explicaron las autoridades sanitarias de ese país.

En lugar de interrogar a los 127 millones de mexicanos, tarea  casi imposible, se toma una muestra de miles para hacer una inferencia estadística que permita calcular la dispersión potencial de la enfermedad.
 

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.