access_time 11:53
|
16 de septiembre de 2018
|

Mendoza, sobreprecios y la "lista invisible"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1537109611334tercera%20trocha.jpg

El aporte que hizo esta semana a la Justicia el financista K, Ernesto Clarens, generó un gran revuelo en Mendoza, haciendo tambalear a reconocidos empresarios locales por las denuncias de pago de coimas en las obras viales.

El aporte que hizo esta semana a la Justicia el financista K, Ernesto Clarens, generó un gran revuelo en Mendoza, haciendo tambalear a reconocidos empresarios locales por las denuncias de pago de coimas en las obras viales.

El malestar, la preocupación y la incomodidad de cara a la sociedad se hicieron sentir puertas adentro. Pero, a decir verdad, con las aclaraciones que vinieron luego, donde el hombre de negocios terminó quitando de la planilla a un par de firmas cuyanas, en el sector se respiró con un poco más de alivio. Pero, ellos saben, aunque algunos lo nieguen, que los sobreprecios, más que las coimas, son una realidad, sobre todo en la infraestructura de los caminos, por las facilidades para "dibujar números y arreglar sobreprecios", según admiten referentes del área.

Por eso, la lista en definitiva es y será "invisible", a no ser que aparezca un arrepentido local que patee el tablero. Algo, que en la corporación misma, ven prácticamente imposible.

La extensa lista nacional de 86 empresas que hizo abrir los ojos en la provincia marcaba a cinco firmas locales: Cartellone, Green, Genco, Pagliara y De Pellegrin. Luego, el financista indicó que las primeras 40 estaban comprometidas con los actos de corrupción. Así, sólo se mantienen "en el camino" judicial las compañías mendocinas Cartellone y Green, quienes se espera que den explicaciones ante el fuero federal, si es que no hay nuevas aclaraciones de Clarens, que los termine exculpando.

Sin embargo, en el medio, aunque no están en la lista, tal vez por haber conformado una Unión Transitoria de Empresas (UTE) o ser subcontratistas, existen reconocidas empresas que tuvieron grandes trabajos durante la anterior gestión y que en la actualidad siguen siendo las principales beneficiadas por el Estado.

También participaron en obras viales. Entre ellas se puede mencionar, por ejemplo, a la firma CEOSA, comandada por Fernando Porreta, que en 2014, por citar un caso, conformó una UTE con Green para realizar la tercera trocha del Acceso Sur, con fondos nacionales, por más de 320 millones de pesos. Y así, la lista invisible podrían seguir con más firmas locales que han sido parte del sistema de licitaciones en infraestructura vial.

"Todo es posible y más aún con las obras viales. Es donde más se dan los sobreprecios y donde más se dibujan los presupuestos para poder sacar una tajada. Por ejemplo, ante la falta de controles, los costos de los movimientos de suelo son uno de los puntos donde más se miente y más se puede arreglar con los funcionarios", se sinceró a este diario un importante empresario provincial de obra pública, quien se mostró sorprendido con algunos de los mendocinos que aparecieron en el listado inicial.

De todas maneras, como no pone "las manos en el fuego por nadie", cree que con las rutas y calles la realidad de las irregularidades siempre tienen su lugar, y no así tanto con las demás obras públicas, al estilo "bolsos de dinero" de José López, Oscar Centeno y Roberto Baratta, ya que por esos años desde Nación el grueso de los trabajos se limitó al plan federal de viviendas. Así, la impune forma de recaudación de dinero que realizaba el ex secretario de Obras Públicas, José López, o lo denunciado por el chofer del segundo de Julio De Vido, no habría hecho pie en la provincia con la obra pública general.

"No hubo prácticamente grandes obras públicas con fondos nacionales. Puede que algún empresario local haya arreglado con el gobierno provincial algún sobreprecios u otro tipo de beneficio, pero lo desconocemos. Acá en Mendoza, más que coimas y sobreprecios, que en casos particulares se pueden haber dado o estar dando, hay amiguismos. El dinero se gana aceptando una obra y terminándola rápido, aunque luego cueste cobrar, y apurando otras que exige el Gobierno, que busca la forma de abonarte a tiempo. La clave está en agarrar lo más que se pueda y ahí se aceita el mecanismo de amistad", aclaró el empresario.

En tanto, en diálogo con este diario, una importante fuente de la investigación que lleva adelante el magistrado Claudio Bonadio, se refirió a lo que pasa con las empresas, en este caso con las licitaciones viales. "En definitiva estamos frente a listas invisibles, porque a una buena cantidad de firmas las toca el escándalo. Los mecanismos corruptos eran conocidos por todas. Eso sí, hay mucho silencio y se hacen las desentendidas, pero están muy nerviosas. Igual, muchas de las tapadas siguen haciendo negocios con el Estado como si nada; es que difícilmente pase algo con ellas", graficó.

Así las cosas, sólo resta esperar, entonces, que de una buena vez, existan controles exhaustivos y específicos así como sanciones ejemplificadoras, para que, de ahora en más, no haya que sorprenderse con una nueva lista, sea o no invisible.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.