access_time 08:14
|
17 de noviembre de 2009
|
|
EL TIEMPO

Mendoza fue un horno: la máxima llegó a los 37,1º

El registro se dio a las 16 y se mantuvo hasta entrada la noche. Agobiante jornada de calor.

    A las 16 de ayer, el termómetro marcó en Mendoza 37,1º. Soleado y caluroso o muy caluroso auguraba el pronóstico. No se equivocó. La ciudad fue un horno que no dio respiro a sus habitantes. Mientras los mendocinos observamos con envidia cómo llueve en otras regiones del país –en el este, predominantemente– y cómo llega el alivio de las precipitaciones a provincias como San Luis y Córdoba, que estaban al borde del colapso, por esta zona no caen dos gotas seguidas desde hace ya demasiado tiempo. Ayer estaba previsto que la temperatura máxima se ubicara en el orden de los 35 grados.

    Fue algo superior, llegó a los 37,1º y, al tiempo que el registro térmico aumentaba, el porcentaje de humedad descendía. A las 8, la temperatura ya era de 20º, a las 13 ya había subido a 30º y a las 16 se registraban 37,1º con una humedad que no superaba el 17%. Seco, caluroso. Sofocante.

    CÓMO SIGUE.
Los pronosticadores del Servicio Meteorológico Nacional así como el especialista Pedro Mazza aseguran que en la semana las temperaturas continuarán siendo altas, pocas nubes se observarán en el cielo y la lluvia, si llega, será escasa. Mazza, quien leerá, seguramente con más esperanza que optimismo, los modelos matemáticos aplicados a la climatología, ha anunciado que hoy podrían registrarse tormentas eléctricas. Su pronóstico prevé para hoy: algo ventoso con nubosidad en aumento y con temperatura en leve descenso. Luego, inestable.

     Cielo parcialmente cubierto con ocasionales tormentas dispersas. Sin embargo, el descenso de temperatura sería irrisorio, puesto que la mínima prevista rondaría los 18º y la máxima los 31º. Es decir, que por más que se produzca cierta inestabilidad, las altas temperaturas continuarán. Agrega Mazza en su predicción que hoy los vientos cambiarán temporariamente al sector sur con una intensidad de entre 20 y 30km/h. Su pronóstico de lluvias, de todos modos, es cauto. Dice textualmente: “Probabilidad de tormentas entre baja y moderada”. Quizás observaremos cómo rayos y centellas iluminan el cielo pero es incierto que pueda llover en Mendoza en los días que siguen.

    MIÉRCOLES. El Servicio Meteorológico Nacional prevé para mañana miércoles inestabilidad en las primeras horas con una mínima de 14º y probables precipitaciones para la tarde con una máxima que podría alcanzar los 28º. Para el jueves se anuncia cielo algo a parcialmente nublado con una mínima de 13º y una máxima prevista en 26º. Para el viernes se darían similares condiciones del tiempo con idénticas temperaturas y algo de inestabilidad para el comienzo del fin de semana. La expresión “alerta meteorológico” sólo es aplicable hoy para el SE, SO, centro y NO de Buenos Aires; sur de Córdoba; centro y este de La Pampa y centro y sur de San Luis.

    Las razones del alerta: probables tormentas intensas, con abundantes precipitaciones, ráfagas de viento y ocasional caída de granizo. Ninguno de estos fenómenos aplica para Mendoza que seguirá calurosa y sin la ansiada y necesaria lluvia.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.