access_time 02:34
|
7 de febrero de 2007
|
|
CÓRDOBA

Mendocina engañada por falsos secuestradores

Una joven de 28 años, originaria de la Capital mendocina, quien se encuentra de vacaciones en la casa de un familiar cordobés, fue embaucada por un grupo de delincuentes quienes, aduciendo haber secuestrado a un pariente de la turista, se robaron una camioneta 4x4 y una gran cantidad de electrodomésticos.

   Una joven de 28 años, originaria de la Capital mendocina, quien se encuentra de vacaciones en la casa de un familiar cordobés, fue embaucada por un grupo de delincuentes quienes, aduciendo haber secuestrado a un pariente de la turista, se robaron una camioneta 4x4 y una gran cantidad de electrodomésticos. Un hecho más que se agregó a la desafortunada situación es que cuando Vicente Gil, tío de la joven engañada y dueño de la casa en la que ella está residiendo, llegó a su vivienda, se encontró con que faltaba su sobrina, su vehículo y varias pertenencias.

  La víctima de este hecho fue identificada por la oficina de relaciones institucionales de la Policía de Córdoba como María José Gil. Esta mendocina recibió un llamado telefónico en el que le avisaban que su tío era preso de un secuestro, por el que había pagar rescate.

   Tal vez por el desconocimiento de los falsos secuestros virtuales y ante el temor de que algo malo le pasara a su pariente, la mendocina siguió al pie de la letra lo que los delincuentes le indicaron. María José Gil puso dentro de una Mitsubishi 4x4 una importante cantidad de pertenencias de su tío y se dirigió hasta el barrio Villa Urquiza, donde en una esquina hizo contacto con los malvivientes.

   En ese preciso momento, Vicente Gil arribó a su casa y al ver todo lo que no había en su domicilio, llamó a la Policía, ya que el supuesto secuestrado pensó que a su sobrina la había raptado quienes entraron a robar en su propiedad. La joven, luego de ser abandonada por los delincuentes, caminó un par de cuadras hasta que pidió auxilio a unos efectivos que se hallaban patrullando la zona.

   María José Gil relató lo que le había pasado y, cuando los uniformados dieron esta novedad a los superiores, se pudo entender lo que había denunciado Vicente Gil. A posterior, la víctima de este hecho y su tío se pudieron reencontrar y, por fortuna, Vicente Gil pudo recuperar su camioneta, ya que fue dejada por los ladrones en el barrio Los Plátanos, en la capital cordobesa.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.