access_time 11:00
|
10 de mayo de 2019
|

Megacausa de contrabando: se entregó un empresario del Este

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1557496107657nasi%20pereyra.jpg
Eugenio Javier Nasi Pereyra.

Se trata de Eugenio Nasi Pereyra, detenido en agosto del año pasado y luego liberado. Se entregó luego de que se librara una orden de detención. El hombre sindicado como líder de esta banda, continúa prófugo.

Eugenio Javier Nasi Pereyra (41), involucrado en la megacausa de contrabando que implica a empresarios mendocinos, se entregó a la Justicia. El sujeto, detenido a principios de agosto del año pasado y luego liberado, se puso a disposición de las autoridades tras conocerse que se libró una nueva orden de captura en su contra. En tanto, el sindicado como líder de la organización delictiva, Esteban Zheng Cheng, continúa prófugo.

En un primer momento, el empresario Eugenio Javier Nasi Pereyra, fue detenido el 1 de agosto de 2018 en La Colina, en Junín, mientras escapaba de su casa con más de 4 millones de pesos. Poco después, ordenarían su liberación.

Sin embargo, este viernes Nasi se entregó en los Tribunales Federales de la provincia, luego de que se ordenara detenerlo nuevamente por la misma causa.

Ver también: Contrabando: el detenido que intentó escapar con 4 millones

A su vez, un aduanero que se encontraba detenido por la misma causa, fue liberado.

Esteban Zheng Cheng, el empresario chino de 44 años, acusado de ser el líder de la organización delictiva dedicada al contrabando, continúa prófugo.

Empresarios y contrabando

La investigación, liderada por personal de Lucha Contra el Narcotráfico comenzó a mediados del 2016, cuando los sabuesos supieron que cargamentos de diversos objetos de valor provenientes de Chile con mercadería originaria de China ingresaban ilegalmente a Mendoza por el corredor internacional.

Para lograr el objetivo, los empresarios sospechados pagaban 150 mil pesos para que los camiones que traían la mercancía pasaran los controles correspondientes. Ya con otros empresarios como financistas, viajaban a Chile y mantenían contactos con otros personajes en el país asiático para conseguir la mercadería.

Teléfonos celulares de alta gama, juguetes, pantallas LCD y LED y prendas de vestir, por cintar algunos productos, eran traídos para ser revendidos en el popular barrio de Once. Los pesados rodados pasaban los puestos fronterizos y hasta le cambiaban las patentes para despistar.

Así fue como, el jueves 9 de marzo del 2018, uniformados de la Gendarmería hallaron tres camiones abandonados a la vera de la ruta 7, frente al complejo aduanero, con una importante carga de elementos ilegales. Las cajas, repletas de diversos productos, se encontraban con una marca en letras chinas.

Se trataba de vehículos que, de acuerdo con la investigación local, estaban relacionados a la organización de empresarios.

Pasaron los meses pero la mercadería no cesó. Los cargamentos, describieron los investigadores, continuaron transitando por Mendoza para llegar a Buenos Aires. Así fue que, una vez reunida la mayoría de la prueba, se realizaron allanamientos masivos en el Gran Mendoza y el Este.

Algunos fueron en barrios exclusivos, como en el caso del Dalvian de Capital. Allí tiene domicilio el Chino Zheng Cheng, pero no lo encontraron. En otro sector de la barriada detuvieron a José Rodríguez Núñez (45), uno de sus señalados socios.

En tanto, en La Colina, en Junín, sorprendieron a Nasi Pereyra mientras escapaba de su casa con más de 4 millones de pesos.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.