access_time 15:48
|
11 de noviembre de 2006
|
|

Meg Ryan vuelve al plató

Con casi 45 años, la rubia rueda una película junto a Antonio Banderas

    Su recreación de un orgasmo frente a Billy Cristal en Cuando Harry conoció a Sally ha pasado a la historia del cine. Esta película la hizo inmensamente popular y cimentó su carrera como reina de la comedia romántica de Hollywood. Su ruptura matrimonial con el actor Denis Quaid y su posterior romance con Russel Crowe provocó enormidad de notas en las revistas de la farándula.

    Casi a sus 45 años, y después de cuatro años de estar alejada de la pantalla grande, Meg Ryan vuelve al ruedo para rodar una comedia junto a Antonio Banderas. Sin embargo, Ryan no está muy de acuerdo con que su trabajo se asocie indefectiblemente a la comedia romántica. “Son sólo seis entre más de 30 películas”, le gusta puntualizar a esta actriz que también es periodista.

    De hecho, en esta última etapa de su carrera se ha preocupado por alejarse de ese tipo de papeles e incluso se desnudó en la película In the cut (En carne viva, 2003), de Jane Campion, un acercamiento al cine de corte independiente con el que obtuvo buenas críticas. Pero Meg Ryan llega a los 45 años y, según las leyes no escritas de Hollywood, sus ofertas de trabajo irán decreciendo en orden inversamente proporcional a su edad. Tal vez por eso, además de intentar dar un giro a su carrera, se haya decidido a probar ser madre nuevamente, gracias a la adopción de una niña china. Ya tenía un hijo de 14 años, Jack Henry, fruto de su matrimonio con el también actor Dennis Quaid.

    La actriz se divorció de Quaid en el 2001 y en la actualidad sigue soltera tras un escandaloso idilio con el actor neocelandés Russell Crowe. Considerada como reina de la comedia norteamericana durante años, la actriz ha procurado también intervenir en dramas como Cuando un hombre ama a una mujer o The Doors. “No me considero una actriz cómica, por eso creo que debo interpretar papeles dramáticos en esta etapa de mi vida”, explicó Ryan.

    Su desnudo en In the cut, que ella consideró “necesario”, provocó cierto revuelo por ser quien era, aunque le restó importancia a los resultados: “Nunca veo mis películas, así que no puedo decir si me parecen bien las escenas en las que aparezco desnuda. Siempre que puedo, evito ver mis filmes, ni siquiera me gusta escuchar mi voz en el grabador de mensajes”.

TALENTOSA DESDE NIÑA. Meg Ryan nació en Fairfield, Connecticut (Estados Unidos), el 19 de noviembre de 1961. Dotada con un peculiar encanto, entre pícaro e ingenuo, Ryan fue nombrada (cuando era una adolescente) reina de su escuela: la joven actriz ya prometía. Su madre, que tenía una agencia de casting en Nueva York, animó a Meg para que hiciese unas pruebas y así ganase algo de dinero para pagar sus gastos personales en la universidad. Rodó muchos anuncios de televisión y se convirtió finalmente en actriz. Su gran oportunidad en la pantalla grande la tuvo gracias a la película Ricas y famosas, en 1981. Además de actriz, Meg Ryan es periodista, carrera que estudió en la Universidad de Nueva York. “Me encanta el periodismo. Pero el de verdad, no el amarillo”, comentó.

NUEVO PROYECTO. Meg ha intervenido en numerosas series de televisión y ha rodado películas románticas y taquilleras. Ahora ha vuelto al plató en la película Homeland security, junto a Antonio Banderas y Collin Hanks. Se trata de una comedia en la que un agente del FBI (Hanks) recibe el encargo de investigar a su madre (Ryan), una mujer de vida bohemia, y al nuevo amante de ésta (Banderas), ya que podrían estar involucrados en una red internacional de comercio de antigüedades.

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.