access_time 08:56
|
17 de julio de 2007
|
|
TELEVISIÓN

?Me retiro de la novela con todo el dolor del mundo

Tras la renuncia de Soledad Silveyra al protagónico en La ley del amor, la ficción ha contado con muchas bajas. El hecho ?que principalmente repercute en los actores? es una habitual estrategia de Enrique Estevanez, su productor

           La ley del amor se convirtió en un verdadero suceso mediático pero no por sus cualidades como ficción. Es que de un tiempo a esta parte sufrió reiteradas modificaciones argumentales y, con ello, apariciones, muertes, resurecciones e historias en paralelo que han atentado contra la trama original de la ficción de Telefé. El hecho repercutió de modo diferente en sus protagonistas –y por ello su mediatización–, entre los que, sin dudas, ha tenido gran importancia la renuncia de Soledad Silveyra, cara visible y protagonista de la tira. A la sazón, con ella cayeron otros personajes, los que fueron descartados en el nuevo giro que emprenderá la novela.


SE FUE EN SU LEY.


          “Me retiro de la novela con todo el dolor del mundo, porque uno antes que actriz es una persona y no me puedo prestar al maltrato”, expresó Soledad Silveyra en relación a su desvinculación de La ley del amor, tira de Enrique Estevanez que se emite por la pantalla de Canal 9 Televida de lunes a viernes a las 16.15. Asimismo, la actriz –una de las caras habituales de las producciones de Estevanez– comentó: “Está mi dignidad antes que nada. Por salir en la pantalla no voy a aceptar algunas cosas. Lo que desgraciadamente sucede es que no nos ponemos de acuerdo con Quique.


           Creo que él no me quería tener en la novela, no le encuentro otra explicación”. Esta decisión es el resultado de una suma de discusiones que Solita –quien comenzó protagonizando la tira junto a Raúl Taibo, Arturo Bonín, Sabrina Garciarena y Sebastián Estevanez– tuvo con el productor a raíz de los sistemáticos cambios y giros abruptos que sufrió la historia desde su inicio (ver aparte). Algo que para Enrique es moneda corriente. “Te contratan para hacer una novela y esa novela cambia totalmente.


         Uno defiende la coherencia de su personaje”, argumentó Silveyra, quien en La ley del amor interpretó a Renata Guerrico, una jueza de instrucción muy recta que ocultaba un pasado oscuro y se encuentra con Lucas Pinedo (Sebastián Estevanez), el hijo que tuvo junto a Ignacio Pinedo (Raúl Taibo), su ex novio de la juventud. “Cuando hay desacuerdos es muy difícil seguir. Si bien una está contratada, tengo voz y voto.


           Soy una mujer disciplinada pero si no tomara esta decisión, no sería la Solita que soy”, agregó la blonda, quien había compartido un rotundo éxito con Estevanez en Amor en custodia. El anuncio de su partida se concretó casi en paralelo con la resurrección del personaje de Taibo (el empresario Ignacio Pinedo, que quedó momentáneamente afuera de la trama después de un accidente que había parecido mortal) y luego del ingreso de Pablo Alarcón como nuevo compañero de Silveyra, quien de acuerdo con los libros también deberá abandonar la tira.


          “Cuando se fue Taibo fue un momento de discusión. Era una novela que la veníamos peleando desde un principio”, opinó una decepcionada Silveyra. “Ojalá que La ley del amor siga funcionando y siga dando trabajo a mis colegas”, remató Solita, quien supone que para retirarse la enviarán de viaje. En cuanto a su vínculo contractual con Telefé, la actriz señaló: “La empresa me ha permitido retirarme, sigo conectada a Telefé hasta fines se setiembre y agradezco que hayan tenido esa actitud. Lo importante es que la fuente de trabajo se conserva”.


         Escrita por Gustavo Barrios, La ley del amor comenzó haciendo eje en la trilogía que formaban Silveyra, Bonín y Taibo y en el amor que nació entre los personajes que componen Garciarena y Estevanez, que hasta llegaron al altar. Más tarde se sumó Carolina Papaleo como la madre biológica de Carolina (Garciarena) y será su personaje (Estefanía Riquelme) el que le robará el corazón a Taibo, quien volvió de la muerte amnésico después de un año en el que fue cuidado por Ángela (Victoria Carreras).


        Este tipo de cuestiones no sorprenden en la trayectoria de Estevanez, ya que los grandes elencos con relatos en constante mutación forman parte del sello del realizador de tiras como Los médicos de hoy, Los buscas de siempre y Se dice amor, novela que Eugenia Tobal abandonó por razones similares a las de Solita. En su momento, Tobal explicó que se alejó del elenco, también encabezado por Juan Darthés y Millie Stegman, “porque lo único que quiero es respeto para conmigo y para con un público al que no hay que subestimar”. Desde esa misma percepción crítica hacia su paso por la producción generada por Quique Estevanez, condenó el hecho de que “la historia comenzó a desvariar y a irse por caminos que no estaban previstos”.


MÁS BAJAS.


        Después de la salida de Soledad Silveyra, fue el turno de Pablo Alarcón, Guido Gorgatti y Miguel Habud, actores que, en los próximos días, dejarían de pertenecer a la historia de Telefé. Tanto Habud como Alarcón llegaron a la novela para tratar de ganar el corazón de Solita, quien sufría por la supuesta muerte de Raúl Taibo. Como el resucitado reapareció , aunque esta vez para correr hacia los brazos de Carolina Papaleo, Soledad decidió renunciar y esto hizo que la historia diese un giro que afectó también a sus dos nuevos galanes y a Gorgatti, quien se puso en la piel del padre de Pablo. Habrá que ver qué sucede en los próximos días con la ficción, una de las pocas que se mantienen en la pantalla chica nacional, pero que, a pesar de ello, se ha transformado en una obra fallida

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.