access_time 19:54
|
10 de octubre de 2006
|
|

?Me divierte mucho hacer de todo?

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/182/294/000182294-20111120061010_protagonistas_05_1278391.jpg

El protagonista de Hermanos y detectives habla de su trabajo en la tira de Telefé.

       El actor y músico Rodrigo de la Serna regresó a la televisión de la mano de Hermanos y detectives (que en Mendoza se emite por Canal 9 Televida, los jueves, al término de Montecristo), donde, después de muchos años, rompió la casilla dramática para encarar un proyecto diferente junto a Damián Szifrón, con quien deseaba trabajar desde hace años. "Empecé a hacer teatro a los 12 años y hasta los 22 no hice otra cosa que reírme y hacer reír a la gente; después trabajé en Okupas y, desde ese momento, todos me miran como si fuera un actor dramático.


       Pero yo soy un actor y me divierte mucho hacer de todo", expresó De la Serna. Antes de estelarizar junto a Rodrigo Noya (Valentín) Hermanos y detectives, unitario que combina elementos de suspenso, comedia y acción, el actor había realizado, a fines de 1999, un piloto junto a Szifrón (hizo Los simuladores en televisión y En el fondo del mar y Tiempo de valientes en cine), que quedó en el archivo de los recuerdos. "A partir de ahí, siempre nos quedaron las ganas de hacer algo juntos. Hace un tiempo tuvimos la oportunidad de charlar bastante y me contó que estaba armando este proyecto. y enseguida le dije: ¡Hagámoslo!", confesó.


       En el programa, De la Serna interpreta a un detective que, ayudado por su superdotado hermano menor (encarnado por Noya), resuelve un caso de asesinato por episodio. Consciente de que los primeros pasos de su carrera profesional los dio en la televisión, el actor reconoció que es un medio que le dio muchas satisfacciones y en el que le gusta trabajar de vez en cuando. "Tuve la suerte de hacer programas bastante atípicos, como Ciber six, un comic que hice con Carolina Peleriti en donde el personaje que me tocó era un banquete para cualquier actor". Más tarde, llegaron la comedia Naranja y media, donde "me curtí con grandes actores y aprendí mucho de ellos" -señaló-; los unitarios de culto de Adrián Caetano Okupas y Sol negro, y Son o se hacen.


     Casado con la actriz Erica Rivas y padre de Miranda, que tiene cinco años, Rodrigo de la Serna es dueño de una importante trayectoria en cine. Sobresalió con personajes intensos y comprometidos al protagonizar Crónica de una fuga (2006), Diarios de motocicleta (2004) y Gallito ciego (2000); además participó en Nueces para el amor y El mismo amor, la misma lluvia. En relación con su faceta como músico, que ahora vuelca en su agrupación tanguera Yotivenco, De la Serna contó:"Estamos creciendo mucho y recién ahora estamos saliendo a girar por ahí".


     A los 18 años comenzó a estudiar guitarra y, a partir de entonces, comenzó a darse cuenta de que "en el tango podés encontrar toda la música de identidad argentina". "Hay mucha historia para atrás, a través del tango podés meterte bien profundo en la tierra y en tu identidad, lo mismo sucede con todo el folclore", redondeó el artista de 30 años. 

TEMAS:

Show

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.