access_time 10:25
|
4 de diciembre de 2006
|
|
DRAMA FAMILIAR EN RIVADAVIA

Mató a su hija en una heladería e intentó suicidarse

Un hombre de 46 años le disparó en la cabeza a su hija de 16 luego de una discusión y quiso matarse. El asesino está internado en grave estado en el Hospital Central

         Un drama familiar terminó con la vida de una chica de apenas 16 años, quien murió como consecuencia de un disparo efectuado por su propio padre, el que, luego del ataque, intentó suicidarse y se encuentra internado en gravísimo estado en el Hospital Central. Al cierre de esta edición, su vida corría serio peligro. La tragedia se desencadenó ayer a la tarde en el patio interno de una heladería del centro del departamento de Rivadavia, pero el problema vendría desde hace tiempo, ya que, según comentaron los vecinos, el asesino, Antonio Pacheco (46 años) estuvo preso hasta hace seis meses, acusado de abusar de la chica a la que, finalmente, terminó matando. Incluso, trascendió que la familia de Soledad Pacheco, la víctima, venía denunciando desde hace tiempo que recibía amenazas por parte de Antonio, quien les decía de manera intimidante que “todo esto iba a terminar mal”.


CONMOCIÓN EN EL ESTE.



      Según la información policial, todo comenzó cerca de las 15.30 de ayer, cuando Soledad iba caminando junto a una amiga de 14 años por calle San Isidro, con dirección al polideportivo de Rivadavia. Sin embargo, su marcha se vio interrumpida al llegar a calle Alem, porque la joven se encontró con su padre, quien le pidió a la chica de 14 años que se corriera un poco porque tenía que hablar con su hija. Así fue como ambos empezaron a discutir acaloradamente en la vereda.



      De repente, la chica comenzó a gritar y entró corriendo a la heladería Láncelot, ubicada en esa misma intersección, pidiendo ayuda, pero tras ella ingresó su progenitor, quien sacó un arma de fuego y, sin dudarlo, le efectuó un certero disparo en la frente, el que hizo que la adolescente muriera casi en el acto. Acto seguido y con la misma arma con que segundo antes había asesinado a su hija, un revólver calibre 32, Antonio Pacheco se disparó en la cabeza, cayendo en el piso gravemente herido, ante la atónita mirada de los empleados del comercio y de algunos clientes, quienes no podían creer lo que pasaba frente a sus ojos.



      El episodio generó mucha conmoción en toda la zona, que se llenó de efectivos policiales y personal de Criminalística, los que se encargaron de retirar el cadáver de la joven y levantar del lugar todas las pruebas que puedan ser utilidad para esclarecer el sangriento episodio. Por su parte, en la heladería también se hizo presente una ambulancia que se encargó de trasladar al agresor al Hospital Saporiti de Rivadavia, pero, debido al delicado estado de salud que presentaba como consecuencia del tiro que se pegó en la cabeza, los médicos decidieron que fuera trasladado al Central, donde quedó alojado en la sala de cuidados intensivos y, a última hora de ayer, su estado era desesperante.



     Según comentaron vecinos de la familia a la prensa, la chica fallecida era la segunda de cinco hermanos, de los cuales, el mayor tiene 17 años y el menor, 5. Todos ellos viven con la madre, ya que desde que la Justicia dejó en libertad al padre, este tenía prohibido acercarse al domicilio familiar.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.