Arsenal recibe a San Lorenzo en Sarandí

access_time 19:35
|
11 de agosto de 2006
|

Mateos, un año después

Hace poco más de un año que Miguel Mateos pisó la provincia para traer las canciones de Uno, su reciente trabajo. En aquella oportunidad, el ex Zas dijo a Protagonistas que su nueva producción ?es diferente a todas las anteriores, porque tiene mucho que ver con mis afectos?, y eso se notó en el escenario: las dos funciones en el todavía habilitado teatro Gran Rex hicieron explotar a los fanáticos, que vivieron dos presentaciones muy particulares.

    Hace poco más de un año que Miguel Mateos pisó la provincia para traer las canciones de Uno, su reciente trabajo. En aquella oportunidad, el ex Zas dijo a Protagonistas que su nueva producción “es diferente a todas las anteriores, porque tiene mucho que ver con mis afectos”, y eso se notó en el escenario: las dos funciones en el todavía habilitado teatro Gran Rex hicieron explotar a los fanáticos, que vivieron dos presentaciones muy particulares.

    Mañana a la noche, la historia se repetirá, aunque el escenario esta vez será el auditorio Ángel Bustelo (Virgen del Carmen de Cuyo 610). Hasta allí llegará un Mateos diferente que presentará un show sorpresivo. “Después de más de un año, estuve trabajando en una nueva puesta para un show diferente. Es una propuesta que hace tiempo tenía ganas de hacer, que tiene que ver con una serie de canciones clásicas, no sólo de mi repertorio, sino también con temas que tienen mucho que ver con mi historia.

    La idea es versionar esa música y hacer una especie de colage de lo que, a mi juicio, tiene que ver con los 60, con los 70 y hasta con los 80”. Cuando Mateos habla de reversionar a artistas que lo marcaron a fuego durante su juventud y gran parte de su proceso creativo se refiere a Led Zeppelín, a Creedence, a The Beatles, a Stevei Wonder, a Bee Gees y a algunos otros grandes como Génesis que, sin dudas, desembocarán, encarnados en Mateos, en un show realmente “heterogéneo y divertido”.

    Claro que a todo esto habrá que sumarle los temas de Uno y muchas de las canciones clásicas del músico argentino. “Vamos a empezar a presentar este show en Mendoza, pero la idea es llevarlo a todo el país y también afuera, y lo más interesante es que, muy probablemente, derive en un álbum”, adelantó también el creador de placas como Solos en América (1986), Obsesión (1990) y Bar Imperio (1998).

¿Qué duración va a tener el show?

    Realmente no sé, porque, con tantas reversiones y música, la verdad es que no sé adónde y cómo terminaremos. Sé cuándo vamos a empezar, pero no tengo idea cuándo vamos a concluir.

Tus shows en el Rex de Mendoza fueron el puntapié para los conciertos en el resto del país y en el exterior, ¿Cómo te fue con la gira de Uno?

    La gira fue magnífica, sobre todo porque Uno es un disco muy cálido, muy literario y muy ligado a mis afectos. Es una placa muy diferente a las que venía haciendo, mucho más psicológica, quizás. Pero lo bueno es que ha sido muy bien recibida y, sin darme cuenta, con la actuaciones en Mendoza inicié una manera distinta de presentar mis discos, algo que, según tengo entendido, otros músicos comenzaron a imitar.

    Mateos se refiere al experimento que realizó en junio del año pasado en las dos funciones que brindó en el teatro Gran Rex. En aquella oportunidad, tuvo la idea de presentar las canciones de su nueva producción, tal cual aparecen en el disco, ligadas todas por pequeños relatos que el mismo músico escribió. Esta manera de presentar Uno sorprendió a los espectadores, pero fue muy bien recibida, y le imprimió un toque distintivo al show.

    “Lo maravilloso es que, cuando el año pasado llegamos a Mendoza para tocar, el disco había salido hacía apenas un par de semanas, por eso fue todo un desafío”, sostuvo el músico, recordando aquella presentación. Sin dudas algo similar ocurrirá mañana por la noche, donde el músico, con 25 años de carrera, volverá a demostrar que su carisma y talento siguen intactos.

¿Cuál creés que es la fórmula para mantenerse después de varias décadas de trayectoria?

    Entiendo que tiene que ver con una suerte de resistencia y de consistencia al mismo tiempo. Me parece que soy un compositor, pero también soy un intérprete. Pero, obviamente, la responsabilidad de la permanencia recae sobre las canciones. Si tengo que serte sincero, desde los 80 hasta ahora me siento dueño de algunos temas que permanecen en el corazón de la gente, y eso me llena de orgullo.

¿Y qué pensás de otros ritmos como el reggaetón, que parecen estar haciéndose muy fuertes en Latinoamérica?

    (Silencio, luego risas) ¡La verdad es que estoy muy saturado de todo eso! Hoy vengo a Mendoza a tocar canciones de Zeppelín, así que, por favor, te pido que no hablemos de reggaetón. Vengo a hacer un concierto de música, no sé si me entendés (risas otra vez).

¿Qué se viene luego de Mendoza?

    Después del Bustelo voy a presentarme en San Juan, Rosario, Córdoba, Santa Fe y, por supuesto, en otras provincias de Argentina. Además, seguramente antes de fin de año también estaremos haciendo algo en el exterior, posiblemente en México.

¿Además de este posible disco de reversiones del que hablaste, estás pensando en nuevas canciones para otro álbum?

   
No, por ahora no. Obviamente, soy un compositor y siempre hay canciones dando vueltas, pero, en principio, no tengo pensado un disco con canciones inéditas para el año que viene. La presentación de Mateos en Mendoza volverá a sorprender a todos sus seguidores, quienes se encontrarán con un artista en constante renovación.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.