access_time 19:12
|
3 de octubre de 2006
|
|
ESTADOS UNIDOS

Mataron a tres niñas en una escuela

Fue en un colegio de una comunidad amish en Pensilvania. El agresor, de 32 años, le disparó a los pequeños y luego se suicidó. Además de las víctimas fatales, hay siete menores heridos.

    El pistolero de 32 años que ayer mató a tres niñas e hirió a otras siete en una escuela de Pensilvania buscaba venganza por algo que le había ocurrido hace veinte años y su intención era que las víctimas fueran mujeres, informó la policía local. En un primer informe, el juez encargado del caso había dicho que las personas muertas en el tiroteo eran al menos seis.

    El atacante que ayer entró a un colegio amish situado a cien kilómetros de Filadelfia (Pensilvania) ha sido identificado como Charles Karl Roberts, un transportista que solía llevar la leche de esa comunidad religiosa a varias plantas procesadoras, informó el comandante de la policía local, Jeffrey Miller. Roberts, quien no pertenecía a la comunidad amish, mató a sus víctimas de varios tiros en la cabeza, agregó Miller.

    El atacante se suicidó tras quitar la vida a los alumnos y amenazar a la policía con que lo haría si no se retiraba de los alrededores de la casa-colegio, donde estudian alrededor de una treintena de alumnos de entre seis y quince años.

    ATAQUE. Algunos testigos citados por medios locales indicaron que el agresor llegó en un coche a la entrada del edificio y, tras entrar en él, tomó como rehenes a algunos de los alumnos. Un grupo indeterminado de los estudiantes logró huir. La policía informó que el pistolero había atado los pies de las niñas con cables y que fue una profesora que logró huir, a eso de las 10.30 hora local, quien pudo avisar a las fuerzas de seguridad de lo que ocurría.

    Los heridos, entre los que se cuenta una niña en estado grave, se encuentran internados en el Lancaster General Hospital y el Hershey Medical Center, entre otros centros médicos. Las víctimas mortales, entre ellas, una chica que hacía de asistente de profesora, murieron por tiros con una pistola automática dirigidos a la cabeza y a los brazos. “El escenario del crimen es horroroso”, dijo Miller, quien explicó que Roberts se encerró en la escuela portando dos pistolas.

    En las primeras imágenes difundidas por las cadenas de televisión estadounidenses se puede ver a cerca de una treintena de amish sentados detrás del cerco establecido por la policía a la entrada de la pequeña casa-colegio donde tuvieron lugar los hechos. Otras imágenes muestran a muchos policías buscando algo en los terrenos adyacentes al lugar.

    POBLADO RURAL
. Los hechos se registraron en el pueblo de Bart Township, en la comunidad de Nickel Mines, condado de Lancaster, en el centro de la zona donde viven los amish, a unos cien kilómetros de Filadelfia. La policía interrogaba ayer a la esposa del autor de los hechos, el que, antes de acudir a la casa-colegio, escribió varias notas de suicidio y dejó a sus propios hijos en otro centro escolar, próximo a Bart Township.

    Los amish son una agrupación religiosa protestante estadounidense de origen anabaptista y conforman un grupo cultural y étnico fuertemente unido, descendiente de inmigrantes suizos de habla alemana. Entre las costumbres de los amish se destaca que no utilizan electricidad –aunque algunos utilizan pilas de bajo voltaje– y, además, se trasladan en carruajes.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.