access_time 21:02
|
21 de agosto de 2006
|
ESTADOS UNIDOS

Más preguntas que certezas

El supuesto asesino de la reina de la belleza infantil JonBenet Ramsey, en 1996, se contradice en sus declaraciones. Un país espera que el caso por fin se resuelva.

   La llegada ayer del estadounidense John Karr deportado de Tailandia, país donde confesó haber supuestamente asesinado a la niña JonBenet Ramsey en 1996, en medio de declaraciones contradictorias, ha generado gran expectativa en EEUU. El testimonio de Karr es aguardado con ansiedad, mientras una nube de periodistas de EEUU y otras latitudes le aguardaban anoche en Los Angeles (California), donde se espera la llegada del profesor de educación primaria.

    Karr fue deportado por el Gobierno de Bangkok, en un vuelo directo de la aerolínea tailandesa Thai Airways a la ciudad californiana, escoltado por tres policías estadounidenses, según fuentes oficiales. El docente es el principal sospechoso en el misterioso asesinato de la reina de belleza JonBenet, de 6 años, en Boulder (Colorado), el 26 de diciembre de 1996. Karr se declaró responsable del homicidio en una rueda de prensa en Bangkok, pero sus afirmaciones no encajan con la realidad, en opinión de juristas cercanos al caso.

   El esclarecimiento de la muerte de la niña ha sido, durante diez años, un quebradero de cabeza para una amplia gama de policías y otros investigadores expertos en pesquisas de los más misteriosos homicidios. La intriga se ha acentuado, ya que el testimonio de Karr contiene una serie de contradicciones que añaden confusión a este afamado caso.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.