access_time 18:21
|
30 de agosto de 2006
|
|

MADRES DEL DOLOR

Más oposición a marcha de Blumberg

Se pronunciaron en contra de la iniciativa de Juan Carlos Blumberg de solicitar mano dura al Gobierno en temas relacionados a la seguridad.

    La agrupación Madres del Dolor se pronunció ayer en contra de los postulados de la marcha convocada para mañana por Juan Carlos Blumberg y afirmó que “la política y la policía de mano dura ya demostró que genera más muertes y excluye a la parte más necesitada de la sociedad”. Raquel Witis, una de las integrantes de esta organización y madre de Marcelo, el joven asesinado hace 12 años por un policía bonaerense que lo confundió con un delincuente en una persecución, llamó a “no volver a políticas que ya probaron que sólo agravan el problema”.

   Witis afirmó que “ya sufrimos dictaduras a nivel nacional y la política de mano dura de Carlos Ruckauf en Buenos Aires, las que llevaron a la muerte a miles de jóvenes, por eso no apoyamos esta marcha”. QUE QUITA VIDAS. Por su parte, Gustavo Melmann, del Programa Nacional Antiimpunidad (PNA) del Ministerio de Justicia, aseveró que quienes participen de esa marcha contra la inseguridad “van a potenciar a esa policía que quita vidas”.

    El padre de Natalia Melmann, la adolescente violada y muerta en la localidad balnearia de Miramar en un confuso hecho en el que aparecieron policías implicados, dijo que “existen otras opciones a Blumberg, como la de recomponer con fuerza una red social en todo el país, con una férrea defensa de los derechos humanos”. Dolores Sigampa, madre de Ezequiel Demonty, muerto tras ser obligado por policías federales a lanzarse al Riachuelo, expresó que “si lo que Blumberg pidiera es justicia para todos, estaría a su lado, pero no es así. Lo bueno sería reunirnos con él y buscar un consenso”.

    Silvia Irigaray, otra integrante de Madres del Dolor, consignó que “la violencia en nuestra sociedad tiene orígenes mucho más profundos que la visión utilitaria que se le quiere dar en estos días”, al referirse a la marcha convocada por Blumberg. “Queremos contribuir a este debate social desde la terrible experiencia de haber atravesado una tragedia, pero también desde la reflexión y el sentido común”, dijo la madre de Maxi, uno de los tres jóvenes asesinados en la masacre de Floresta cuando un policía retirado les disparó a raíz de sus comentarios sobre los sucesos del 19 y 20 de diciembre del 2001.

    Irigaray fue la responsable de leer el documento en el que la agrupación Madres del Dolor fundamentó su ausencia en la marcha prevista para el mediodía del jueves, organizada por el padre de Axel Blumberg, el joven secuestrado y asesinado en el norte del conurbano bonaerense en el 2004. Durante la conferencia de prensa ofrecida en la sede que la Federación Judicial Argentina tiene en Rincón 74, Irigaray realizó “un llamado a la cordura” y a “recordar que la policía de mano dura ya llenó de muertos las calles”.

    Más de 300 integrantes de agrupaciones defensoras de los derechos humanos y civiles apoyaron el documento de la asociación que preside Vivian Perrone, madre de Kevin Sedano, quien murió el 8 de mayo del 2002 tras una semana de agonía, luego de ser atropellado por un conductor que se dio a la fuga. Entre estas agrupaciones se encuentran Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora,Abuelas de Plaza de Mayo, el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). En este marco,

    Tati Almeida, de Madres de Plaza de Mayo, llamó a “no hacer política con el dolor que provoca la muerte tan brutal de un hijo”. En este sentido, remarcó que: “Estas organizaciones acompañamos a Juan Carlos Blumberg desde el punto de vista de la pérdida, pero no en cómo está actuando. Respetemos ese dolor pero no lo usemos”.

TEMAS:

el pais

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.