access_time 09:45
|
26 de marzo de 2016
|
Convocatoria

Más de 200 mil personas fueron al Via Crucis del padre Ignacio

<p>El famoso cura reuni&oacute; a personas de Rosario y de todo el pa&iacute;s que llegaron a esa parroquia para un momento tan especial.</p> <p>&nbsp;</p>

Unas 200 mil personas acompañaron en la noche del viernes el tradicional Vía Crucis del viernes santo, organizado por el padre Ignacio Peries, el sacerdote oriundo de Sri Lanka (ex Ceilán), quien convocó multitudes desde la parroquia Natividad del Señor, en el populoso barrio Rucci, zona norte de Rosario.

El tiempo otoñal acompañó a los fieles, cuya cifra estimada por los organizadores y fuentes policiales superó las 200 mil personas que participaron de los seis kilómetros en los que se recrean las 14 estaciones de la vía dolorosa de Jesús, semejante a la de años anteriores.

Peregrinos procedentes de numerosos barrios de la ciudad, localidades vecinas y de distintas provincias se congregaron desde la mañana frente a la parroquia, ubicada en Mena 2284, desde donde partieron a las 20.30, precedidos por tres grandes cruces. 

Los promesantes recorrieron las estaciones de la vía dolorosa, entre rezos que en determinado momento tuvieron una particularidad, en la que el padre Ignacio lo hizo en italiano, inglés y cingalés. Más de un millar de efectivos policiales, personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Defensa Civil, de la Cruz Roja, Médicos y enfermeros del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) prestaron asistencia a los peregrinos junto a unos 400 servidores y colaboradores de la parroquia.

Luego de caminar los seis kilómetros, la multitud llegó a la intersección de Palestina y Camino de los Granaderos, en inmediaciones de una gigantesca cruz, desde donde el padre Ignacio pronunció una breve homilía referida al "Año de la Misericordia".

Buscando el milagro de curación.

El carisma del religioso hizo que en estos últimos diez años el Vía Crucis creciera hasta dimensiones impensadas por el propio arzobispado de Rosario. En el primero congregó unas 500 personas, el segundo 1.500, ya en el tercero fueron más de 5 mil fieles, por lo que la convocatoria fue en constante aumento, incluso en varias oportunidades se hizo bajo la lluvia.

La parroquia Natividad del Señor es receptora, desde hace muchos años, de una de las manifestaciones de la fe católica más trascendentes del país.

Cada fin de semana o en celebraciones religiosas especiales, decenas de miles de personas desfilan en busca de bendiciones y la imposición de las manos del padre Ignacio.

Sin embargo, el propio sacerdote manifiestó que es simplemente un hombre que "transmite el designio de divino" y que "Dios está detrás mío, usándome como su instrumento", dijo en más de una ocasión.

El pastor de la Iglesia modificó hace muchos años la vida de su parroquia y su barrio, imprimiéndoles una dinámica distinta y progresista. Todos sus mensajes siempre estás centrados en la problemática de la salud y el trabajo.


 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.