access_time 12:44
|
1 de septiembre de 2006
|
|

POLÉMICA POR ANTICONCEPCIÓN QUIRÚRGICA

Más consultas por la contracepción masculina

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/178/554/000178554-20111120060901_04_1240881.jpg

Lo aseguró el coordinador del área de ginecología y obstetricia de la obra social más grande de Mendoza. La cantidad de pedidos de ligadura tubaria también ha ido en aumento.

    Jorge Chrabalowsky, coordinador asistencial del consultorio de ginecología y obstetricia de la obra social más grande de la provincia –OSEP– aseveró que en los últimos años las consultas sobre contracepción quirúrgica masculina se han incrementado. Si bien no llegaron a concretar ninguna, ya que en Mendoza sólo está contemplada la ligadura tubaria para algunas circunstancias puntuales, previstas por una resolución del Ministerio de Salud en el 2000, cada vez son más los hombres interesados en asesorarse sobre el procedimiento y las consecuencias de la intervención.

    Por su parte,Ana María Andía, responsable del Programa de Salud Reproductiva de la provincia, opinó que si Mendoza llegara a adherir a la ley nacional de contracepción quirúrgica –como es probable que ocurra– por la cual la intervención debe ser gratuita y accesible a toda persona capaz y mayor de edad, esperan recibir más pedidos de asesoramiento sobre la anticoncepción permanente masculina de los que hasta ahora se han solicitado.

DESPEJAR DUDAS. Chrabalowsky explicó que es necesario aclarar algunas confusiones que se generan en torno a las características de este tipo de intervenciones. En primer lugar, dijo que se trata de métodos irreversibles y que es obligación del profesional destacarlo en el momento en el que la persona realiza el pedido. La idea fue reforzada por Andía, quien puntualizó que la contracepción no ofrece garantías para que quien se la realice pueda volver a ser fértil.

    En cuanto a la vasectomía,Andía se refirió a la principal preocupación que manifiestan los varones en las consultas, la que tiene que ver con el temor de que interfiera en el normal desarrollo de su vida sexual. Pero precisó que la intervención no provoca impotencia ni modifica la producción hormonal. Por último, y acotándose a la ligadura tubaria, Chrabalowsky comentó que los motivos que llevan al Comité de Contracepción a permitirla a veces exceden los contemplados por la resolución actual.

    A modo de ejemplo, destacó que “hoy son escasas las patologías que ponen en riesgo la vida de las mujeres por un embarazo. Además de lo médico, se consideran factores culturales y sociales que tienen que ver con el contexto de la paciente que solicita la intervención”. El médico aseguró que, antes de llegar a esta instancia, se asesora a las mujeres sobre el amplio espectro de la anticoncepción y, una vez descartadas todas las posibilidades, se da curso al pedido.

LA CONTRACEPCIÓN EN NÚMEROS. Hasta el momento y mientras no se aplique la ley nacional, el único tipo de contracepción contemplada por resolución es la ligadura tubaria. En Mendoza, entre el 2000 y el 2006 se realizaron en el Hospital Lagomaggiore 800 de estas intervenciones. En tanto, los datos de la OSEP muestran que la realización de las ligaduras se ha incrementado cada año: en el 2003 –cuando se implementó por una disposición interna de la mutual– fueron 32 casos, mientras que en el 2004 se agregó uno más.

    Sin embargo, la cifra se disparó durante el 2005: se realizaron 63 ligaduras. El panorama parece ser el mismo para este año, ya que en los primeros seis meses se le han ligado las trompas a 43 mujeres. Otro dato para tener en cuenta es que del total de solicitudes que se aprueban, no todas llegan a realizarse. Un ejemplo de esto lo proporcionan los datos de la OSEP, donde fueron 204 las contracepciones aprobadas hasta ahora, aunque sólo se concretaron 180.

    Los motivos por los que esto ocurre son de diversos tipos. Según Chrabalowsky, el más importante tiene que ver con que, en el tiempo que transcurre entre la aprobación y la realización de la ligadura, la mujer encuentra un método anticonceptivo que le resulta efectivo. En cuanto a los pasos formales a seguir para que se realice la intervención, el obstetra explicó que las mujeres deben dirigir el pedido al comité del hospital. Si se considera probable, se le realiza una evaluación médica y psicológica. Si es aprobado el pedido, la paciente debe firmar un consentimiento informado y esperar a que se la cite para ser intervenida.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.