access_time 12:49
|
28 de noviembre de 2006
|
|
DESÓRDENES ALIMENTARIOS

Más casos de varones por problemas alimentario

Lo afirmó el doctor Eduardo Garzuzi, director de ALDA. Especialistas en psicología lo atribuyen al surgimiento de nuevos patrones estéticos masculinos. Cada vez más varones padecen vigorexia, o adicción al gimnasio

          La bulimia y la anorexia son del tipo de trastornos alimentarios que, en primera instancia, se relacionan con el género femenino. Sin embargo, con el surgimiento de un nuevo patrón estético que incentiva el culto al cuerpo y al cuidado de la estética entre los varones, popularmente conocido como metrosexual, estas enfermedades no han quedado relegadas sólo a las mujeres. El doctor Eduardo Garzuzi, director de la Asociación Civil de Lucha contra los Desórdenes Alimentarios (ALDA) de San Rafael, confirmó que en la entidad que dirige ha aumentado, en los últimos años, la cantidad de consultas de varones, afectados por desórdenes de la alimentación, algunos de los cuales han permanecido en tratamiento bajo la modalidad hospital de día.


       El dato fue confirmado, además, por la psicopedagoga especialista en terapia familiar Nancy Caballero, quien explicó que si bien no se da en un alto porcentaje de los pacientes adolescentes que se atienden en su consultorio, las atenciones de varones por patologías derivadas de la alimentación también se han incrementado.


OBSESIÓN POR EL CUERPO.


        Caballero explicó que la obsesión por el cuidado del cuerpo entre los varones es una consecuencia derivada de la desaparición de roles. “Antes, todas las prácticas esteticistas, como usar cremas anti envejecimiento, asistir a la peluquería y usar ropa que marque las formas, resultaban cuestiones puramente femeninas. Hoy, también en los hombres se destacan estas conductas”, explicó la especialista, quien destacó, además, la diferencia que existe entre poseer un físico armonioso producto de la práctica de un deporte, actividad que se asocia a la buena salud, y lograrlo por asistir a un gimnasio, lugar más relacionado con la estética. La práctica desmedida de actividad física ha dado lugar a una nueva patología.


ADICTOS AL GIMNASIO.


      El doctor Carlos Cazorla, coordinador del hospital de día de la Unidad de Trastornos Alimentarios, perteneciente al Hospital pediátrico Humberto Notti, explicó que, si bien en la actualidad no se está tratando en el hospital ningún varón con bulimia o anorexia, sí confirmó que en el servicio que dirige debieron ofrecer contención a un chico que poseía una enfermedad enmarcada en el espectro de trastornos alimentarios, conocida como vigorexia. Se trata de la adicción al ejercicio físico en forma desmedida. Los síntomas de la vigorexia son simi lares a las de otras patologías relacionadas con la alimentación. Los pacientes que la padecen poseen distorsión de la imagen corporal, baja autoestima y dificultad para socializase. En el caso de los vigoréxicos, los pacientes concurren al gimnasio con una asiduidad casi compulsiva, pasando allí gran cantidad de horas por día.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.