access_time 21:28
|
12 de noviembre de 2009
|
|
MATAN A UNO DE LOS DUEÑOS DE AVÍCOLA LUJÁN

Mariela Olmo: ?Esto dura dos semanas, después se olvidan y nadie hace nada?

Lo dijo la hija del empresario asesinado de un piedrazo en Paso y Terrada, de Carrodilla. No hay sospechosos.

       Cientos de veces, sujetos que quieren asaltar a automovilistas lanzan piedras desde las pasarelas de los accesos con el objetivo de que el conductor detenga la marcha de su vehículo. Sin embargo, esta vez, el resultado fue trágico. El martes antes de la medianoche, se cree que varios sujetos tiraron una enorme piedra sobre el parabrisas de una camioneta que viajaba por Paso y Terrada, de Carrodilla, que conducía uno de los dueños de firma Avícola Luján, Juan Manuel Olmo. El proyectil dio en la frente del empresario, quien, producto del fuerte impacto, perdió la vida en el acto.
     Los vecinos de la zona afirmaron a El Sol que este tipo delincuencia es moneda corriente en la zona y que los asaltos bajo esta modalidad son constantes. De nacionalidad española, fanático del Real Madrid y de 59 años, la víctima vivió toda su vida como un trabajador, tal como lo definieron desde su entorno, pero murió de una de las maneras más trágicas que puedan existir. El hecho causó gran conmoción en las personas que lo conocían, como así también en sus familiares, quienes no encuentran respuesta a lo sucedido.
    "Esto dura dos semanas y después todo el mundo se olvida. Y para colmo, nadie hace nada”, expresó, angustiada, Mariela, una de las hijas de la víctima en su casa del centro maipucino. Luego agregó: “Vivió toda la vida para trabajar. Empezó a los 8 años y estaba todo el día trabajando”. El caso provocó un importante movimiento policial y ayer a la mañana, el Ministerio de Seguridad ofreció una recompensa de 20.000 pesos para quienes aporten datos certeros que sirvan para el esclarecimiento del hecho. Así y todo, el caso permanece impune y sin detenidos. Las pistas son pocas. “Dan una recompensa pero a él no nos los devuelven más. Todos los días tiran piedras en ese sector y nunca nadie hizo nada. Hasta que pasó lo que pasó. Alguien tenía que prevenir esto”, comentó otro familiar del hombre. La familia Olmo y quienes conocían a Juan Manuel coincidieron en que era “una excelente persona, muy sacrificada y que trabajaba mucho”. Tanto es así que el comerciante comenzó con sus tareas laborales cuando tenía ocho años.
    “A esa edad trabajaba cosechando”, recordó Mariela Así continuó su vida hasta los 24, cuando con dos hermanos –Antonio y Miguel– creó la empresa Avícola Luján, que tuvo su primera sede en calle Tropero Sosa, de Maipú. Luego se mudó al Acceso Sur, a la altura del kilómetro 9,5 de Carrodilla, lugar donde se encuentra actualmente. Casado, padre de tres hijos y con seis hermanos, Juan Manuel Olmo se transformó en una persona conocida e ícono de la venta de pollos en la provincia. Ayer, sus familiares lo reconocieron por su desempeño empresarial y lo recordaron por su fanatismo por el enduro, como así también por el club español Real Madrid. Con estos sentimientos, decenas de personas lo despidieron en la sala velatoria Calderón y López de calle Ozamis al 300 de Maipú.
TRÁGICO. Según reconstruyó el hecho la policía, la agresión ocurrió a las 23.30 en Paso y Terrada, de Carrodilla, Luján. Olmo había salido minutos antes de su empresa, en el Acceso Sur. Es por esto que el hombre viajaba a bordo de su moderna camioneta F- 100 blanca, dominio FSW631, por Paso de oeste a este. Iba sólo y tenía como destino su casa en Maipú. Al pasar por debajo de la pasarela que cruza la arteria, a la altura de calle Terrada, una enorme piedra impactó contra el parabrisas del vehículo justo a la altura de la cara. El proyectil, que recorrió unos 15 metros, dio de lleno en la frente del hombre, que quedó inconsciente en el acto. Asimismo, el rodado se fue contra la banquina sur y derrapó unos cincuenta metros. Segundos después, pasó por el lugar una mujer, propietaria de una óptica en Maipú, y, junto a dos guardias de seguridad de la zona, auxilió al hombre. Luego fue llevado al Hospital Central, donde falleció minutos después. Al lugar del hecho, acudieron decenas de policías y se organizó un gran operativo. Personal de Canes realizó un rastrillaje por los barrios aledaños pero no logró hallar ningún elemento sospechoso.
     “Pensamos que era un accidente de tránsito pero cuando llegamos encontramos al hombre con una herida en la cara y totalmente desfigurado”, soltó uno de los sabuesos. La causa quedó en manos de la Oficina Fiscal Nº15 de Carrodilla, Luján de Cuyo, a cargo del fiscal de Instrucción Fernando Giunta. En la mañana de ayer, los pesquisas realizaron pericias en la pasarela de calle Terrada y la piedra lanzada por los agresores fue analizada en el laboratorio del Cuerpo Médico Forense. Además, las primeras pericias aseguraron que el hombre habría fallecido como consecuencia del piedrazo y no al chocar la camioneta. “Hay que esperar a ver si en la piedra podemos encontrar alguna huella que la cotejemos en el AFIS.
    Sería muy importante si quien la lanzó tiene antecedentes”, comentó uno de los investigadores. A su vez, personal de Investigaciones estuvo recorriendo los barrios aledaños y entrevistando a los habitantes con el fin de encontrar datos concretos. No obstante, trascendió que pocos eran los que se había encontrado. Para el fiscal Guinta, la hipótesis es una sola: le arrojaron la piedra para robarle. Igual habrá que esperar varios días para que haya novedades.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.