access_time 15:27
|
12 de julio de 2006
|
LEGISLATURA

Marcha atrás en la ley de boliches

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/172/550/000172550-20111020060712_02_1179967.jpg

El proyecto oficial quedó archivado en Diputados por 30 días. Aunque la iniciativa tiene media sanción del Senado, los legisladores quieren modificarla por completo

       Los diputados de todos los bloques desecharon el proyecto del Gobierno que regula la actividad en los boliches, y que ya tenía media sanción del Senado. Ayer se reunieron y decidieron volver a foja cero con el tema y tomarse un mes para rediscutir la propuesta. Quieren mantener reuniones con padres y jóvenes para legislar con la realidad en la mano. Pero lo que no se entiende bien es que en la Cámara Baja ya habían realizado este recorrido de consultas y hasta lograron consensuar una iniciativa con todos los sectores involucrados, incluso con los dueños de las discos.


      A raíz de esta situación es que ayer se deslizó que había intereses privados que lograron inmiscuirse en la Legislatura para dilatar el tratamiento de la regulación de la diversión nocturna y así favorecer a los empresarios. Pero, de todas maneras, las críticas hacia la propuesta que tiene media sanción fueron muchas y contundentes. Hasta el diputado radical Raúl Vicchi despedazó la iniciativa al decir que “la redacción del texto es ambigua y deja muchos agujeros por donde cualquiera puede evadir la norma”, y cuestionó la decisión del Ejecutivo de enviar dos proyectos (uno sobre los boliches y otro de la ingesta de bebidas alcohólicas), “cuando, en realidad, deberían ir los dos temas unidos en una sola propuesta”.


      También desde el oficialismo (los más críticos son los pertenecientes al sector opositor interno del gobernador Julio Cobos), José María Martínez fue tajante: “Hay que parar todo, porque, así como está, esta ley no sirve”.


MOVIDA.


      Estas no fueron las únicas críticas. El justicialista Carlos Ciurca, quien hasta hace unos meses tenía listo un proyecto alternativo, puntualizó que la idea del Gobierno deja lugar a dobles interpretaciones en varios puntos. Uno de ellos es que plantea el cierre de la taquilla a la 1 de la mañana, pero no especifica que esta medida sea únicamente para las discos. Ante esto, el legislador entendió que, también, se puede interpretar que hasta los restaurantes no podrán dejar ingresar más clientes a partir de esa hora.


      Además, el peronista dijo que “hay una superposición de roles, porque se colocan dos organismos de aplicación, como son el Programa de Diversión Nocturna y el Instituto de la Juventud”. A esto sumó que no queda claro quién determina el factor ocupacional de una discoteca. Según otro radical, Santiago Cazzoli, la iniciativa no contempla cómo achicar la problemática de la previa, donde se consume gran cantidad de alcohol, y se les da atribuciones a los inspectores del programa de diversión nocturna para que pidan documentos dentro de los boliches, “cuando esta es una facultad únicamente de la Policía”.



      Así como estos, los cuestionamientos fluyeron desde todos lados. Lo claro es que, de este tema, se viene hablando desde hace más de un año y hoy la situación vuelve al primer casillero. Es más, con la ronda de consultas es muy posible que aparezcan temas que ni siquiera estaban contemplados, por lo que el proyecto puede demorarse mucho más. De todas formas, siempre se está pensando en las consecuencias y no en las causas del problema.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.