River iguala ante Fluminense en Brasil
access_time 01:34
|
26 de enero de 2010
|
|
tenis

mantenerse esa es la cuestión

La pronta eliminación del primer Grand Slam del año y sus recientes lesiones plantean la incógnita sobre la presión que soporta Juan Martín del Potro al ser top five.

     MELBOURNE, AUSTRALIA (DPA) La presión creciente y las lesiones aparecen como los principales desafíos a superar en el horizonte inmediato del argentino Juan Martín del Potro, quien llegó al Abierto de Australia como ganador del último Grand Slam y se fue en octavos de final con lágrimas en los ojos.

      Ese llanto apenas contenido tras su derrota en cinco sets con el croata Mario Cilic simbolizó la impotencia del cuarto favorito por haberse bajado más pronto de lo deseado de la lucha por el título, condicionado por una persistente molestia en su muñeca derecha, a la cual se sumaron las tres uñas que se sacó de su pie izquierdo. ¿Cuánto tuvieron que ver los problemas físicos con su prematura partida de Melbourne el domingo? “Juan hizo un gran esfuerzo en jugar este torneo así como estaba. Luchó más de lo que jugó: su juego esta vez no fue el mismo, sino que se basó en la lucha y no en la agresividad de sus golpes”, respondió su coach, Franco Davín.

   Si bien Del Potro no la puso como excusa, reconoció que la molestia en su muñeca –que lo hizo retirarse del torneo de Kooyong en la antesala del Abierto– tal vez influyó en que pusiera su mente más en su estado físico y menos en su juego. “Pero si salí a la cancha, es porque estaba para jugar”, aclaró. “Dejó todo en un torneo que para él era muy importante, porque era el primero del año.

   Estábamos para irnos el primer día por su dolor en la muñeca y, sin embargo, ganó tres partidos”, agregó Davín antes de embarcarse junto a Del Potro hacia Buenos Aires, donde su médico ampliará los estudios realizados en Australia para determinar la gravedad de la lesión. Días atrás, y ante la consulta sobre si no implicaba un riesgo para el resto de la temporada jugar estando lesionado, Del Potro aseguró que confiaba en los médicos que se lo permitían. Pero la naturaleza de su juego y su altura de casi dos metros –que lo obliga a realizar determinado tipo de movimientos sobre el court– ponen sobre el tapete la cuestión de que el argentino pueda entrar en un seguidilla de problemas físicos que condicionen su desempeño futuro. Junto a ello, también la manera en la que el número cinco del punto se las ingenia para procesar la presión que conlleva haber ganado un Grand Slam y estar en la elite del deporte plantea algunos interrogantes, más allá de que Del Potro insista ante cada pregunta con que él disfruta de esa mayor responsabilidad. “Hoy lo miran de otra forma, antes no era campeón y ahora es campeón; es una responsabilidad responsabilidad muy grande”, dijo el argentino Carlos Rodríguez, coach de la belga Justine Henin, acerca de la presión a la que se enfrenta Del Potro. El entorno del tenista reconoció en Melbourne que el campeón del US Open 2009 sintió el cambio de llegar a Australia como candidato, algo que no le había sucedido previamente en ningún Grande. Rodríguez, desde su experiencia, considera que encontrarle la vuelta a la situación sólo es una cuestión de tiempo.

   “Es un aprendizaje, él es joven, tiene una muy buena personalidad y un entrenador que conoce esto y es muy calmo e inteligente”, señaló. Rafael Nadal, número dos del mundo, quien lleva ganados seis cetros de Grand Slams –entre ellos el año pasado en Australia–, tiene claro cómo superar ese tipo de presión. “Lo importante es tener los pies en el suelo, creo que uno tiene que saber lo difícil que es ganar y seguir ganando y seguir ganando.

   Y a partir de entonces salir a la pista y hacer todo lo posible, y a veces saldrá mejor y a veces saldrá peor, pero hay que seguir trabajando igual”, señaló el español. “Por algo has llegado ahí, porque tienes un potencial, probablemente un pelín superior a los demás, y si sigues trabajando con los pies en el suelo y la misma intensidad, no tiene por qué ir mal”, agregó Nadal en referencia a la situación de Del Potro. Esa confianza es compartida por muchos que creen que el argentino, tal como lo desea, tiene potencial para alcanzar tarde o temprano al número uno del mundo. “Para mí es el jugador más completo en términos de físico, mental y de tenis.


   Pero hay que darle tiempo, no hay que apurarse, porque cuando uno pasa un palier como pasó él, es difícil acostumbrarse y encontrar sus puntos de apoyo”, aseguró Rodríguez, quien en su momento llevó a Henin a la cima del ranking femenino y ahora lo intenta de nuevo. En Australia, Del Potro tuvo una prueba clara de que, como suele suceder en todos los órdenes de la vida, más difícil que llegar es mantenerse.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.