access_time 18:46
|
19 de julio de 2006
|
DISIPAN DUDAS EN CHILE

Malestar por combustibles diferenciales

reinante entre los chilenos por el anuncio oficial sobre el aumento del valor de los combustibles a extranjeros desató versiones erróneas en cuanto a la reglamentación de la medida

        Por este motivo, el Gobierno decidió trasladarse hasta ese país para explicar los alcances de la norma que entrará en vigencia a partir del 11 de agosto próximo. La ministra de Turismo y Cultura, Mariana Juri, se reunió con referentes de las cámaras turísticas, del Servicio Nacional de Turismo (Senatur) y medios de comunicación del país trasandino, para explicarles que la medida alcanzará a 7 estaciones de servicio, de las 300 que actualmente operan en la provincia. Además, regirá cuando finalicen las vacaciones de invierno y será para todos los vehículos extranjeros que ingresen al país.


         Las versiones que se manejaban en aquel país hablaban de un valor referencial de 7 pesos por litro de combustible, y que sólo se aplicaría a los turistas originarios de ese país. Además, provocaron profundo malestar porque esto fue inmediatamente asociado a las restricciones en las exportaciones de gas por parte del Gobierno argentino, que generan polémica en aquel país. La oposición política al gobierno de Michelle Bachelet estaría utilizando el anuncio argentino para cargar contra las políticas de relaciones exteriores implementadas en Chile. La ministra Juri disipó las dudas y aclaró que el valor será similar al que actualmente pagan en ese país, 1,20 dólares, y sólo se cobrará en las 7 estaciones cercanas a los pasos fronterizos: tres en Uspallata, una en Potrerillos, otra en Penitentes, y las dos restantes en Malargüe y Tupungato.



       Además, el pedido del Gobierno de la Provincia a la Nación para que Mendoza quede exceptuada de la medida, por considerar que no existe contrabando de combustibles hacia los países limítrofes, sigue su curso. Mientras, el Senado dio media sanción, ayer, a un proyecto de ley de para crear un crédito de reembolso al turismo limítrofe internacional. La idea es que se reintegre el importe que surja de la diferencia que deben abonar los turistas que provengan de Chile por los combustibles a valor diferencial.


      Una vez hecha la compra, el estacionero entregaría una nota de reembolso que, junto a la factura, servirá para abonar en los comercios –hoteles, bares, restoranes, locales de venta de indumentaria, entre otros– de la provincia. Mientras, éstos últimos podrán recibir un crédito fiscal, deduciéndolo del Impuesto a los Ingresos Brutos. La media sanción al proyecto del diputado radical Sergio Bruni se logró por unanimidad, y en los próximos días será tratado en Diputados.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.