access_time 09:05
|
12 de agosto de 2019
|
Astrología

Luna llena para ser libre

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1565610169447luna%20llena%20para%20ser%20libre.jpg

Esta semana habrá tensiones en el ámbito laboral. Los tres secretos a tener en cuenta para sortear esta barrera, de cara a la segunda mitad del año.

Estamos iniciando energéticamente la segunda mitad del año y esta semana tendremos un evento que marcará el inicio. El jueves, la Luna llena se alinea bajo la constelación de Acuario, irradiando y potenciando energía de finales, en búsqueda de libertad. La clave para vivir en armonía con el universo es recordar que somos parte de él, parte involucrada, no a merced ni a la cabeza, simplemente, involucrada.

La claridad y el contraste de esta Luna llena nos permitirán evaluar cómo hemos venido manejando ciertas decisiones este año. A veces, nuestros criterios están comandados por la necesidad, por el deseo, por los compromisos o por el deber ser. No es necesario conocer en detalle las razones de nuestras acciones, pero sí estar conscientes de si realmente lo son o, simplemente, son frases que utilizamos como excusas o justificaciones frente a otros.

La energía del signo de Acuario en gran parte tiene que ver con los planes a futuro y con el entorno en donde elegimos llevar a cabo ese futuro. Es por eso que, esta semana, tensiones y resoluciones en el ámbito laboral estarán a la vuelta de la esquina. Pero ¿cómo ser consciente de la libertad que buscamos o necesitamos?, ¿es lo mismo la libertad que deseamos que la libertad que necesitamos?

Los principales secretos para esta segunda mitad del año vienen de tres elementos:

1- Atrevernos a mirar hacia atrás. Todo lo vivido en julio con los eclipses dejó en claro que es tiempo de reconocer las verdades inamovibles que confirman nuestra vida. Desde ese lugar emocional y espiritual es de donde sacamos nuestra fuerza para avanzar, más allá del deseo, más allá de la necesidad.

2- Conocer lo que necesitamos. Actualizar nuestra vida, ver dónde estamos hoy y definir cuáles son los elementos básicos en términos materiales, emocionales, de tiempo y de relaciones que necesitamos como base mínima para sentirnos seguros y avanzar.

3- Conocer lo que deseamos. Mirar hacia delante, pensar en los años venideros, en lo que nos gustaría cosechar en febrero del 2020. Elegir el lugar donde queremos estar, los momentos que queremos vivir.

Esta Luna llena en Acuario no sólo viene a recordarnos que es tiempo de planificar y mirar hacia delante, sino también, nos recuerda que es tiempo de un salto de fe. Todo futuro superador es incierto porque nuestra capacidad de imaginar se basa en lo conocido, siempre tomamos elementos de la realidad que hoy vivimos o hemos vivido. De cierta forma, creamos un futuro sincrético en función de lo conocido. La vida y el universo no funcionan así, sí hay opciones totalmente distintas, nuevas e impensadas para nuestra vida, están lejos de la imaginación, lejos de la planificación, es por eso que los grandes cambios requieren de un salto de fe.

¿Cómo dar un salto de fe? Atreviéndonos a ser libres, más allá del entendimiento literal o primario de la palabra. Ser libres no sólo implica dejar atrás lo que evidentemente nos esclaviza o nos hace daño, dar un salto de fe es ser libres en términos de control y de miedo, es entregarse al río que fluye invisible en el día a día. Es poner más atención al espíritu y utilizar la razón y el corazón como herramientas, como la mano derecha y la mano izquierda. Recordar que la mente y el corazón son medios para expresarnos, no un fin en sí mismos.

Como dice un antiguo refrán sufí: “Yo soy mucho más de lo que pienso, mucho más de lo que siento, mucho más de lo que hago”.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.