access_time 00:22
|
5 de octubre de 2006
|
|
BALLOTAGE EN BRASIL

Lula y Alckmin concentran apoyos

Tanto el presidente como el candidato opositor ya comenzaron a reunirse con dirigentes y sectores que los acompañarán en la trascendental segunda vuelta del 29.

    El socialdemócrata Geraldo Alckmin siguió ayer tratando de sumar respaldo para la segunda vuelta electoral en Brasil ante el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien a su vez se mostró seguro de que ganará con “la fuerza del pueblo”.

    Lula recibió en Brasilia a siete de los gobernadores elegidos en los comicios regionales del domingo, que se celebraron simultáneamente a las presidenciales, en las que obtuvo 48,6 por ciento de los votos, insuficiente para impedir una segunda vuelta frente a Alckmin, quien logró 41,4 por ciento. Se mostró confiado y afirmó que ganará el 29 de octubre, “porque el pueblo debe elegir al mejor candidato”, dijo.

    “Vamos a ganar, porque el pueblo va a elegir en función de las cosas que puede ver, de las cosas que ha conquistado”, declaró Lula, quien reiteró que, a diferencia de lo que hizo en la campaña para la primera vuelta, ahora sí participará en los debates televisivos.

    Lula reiteró que está decidido a aceptar el juego que plantea su adversario, que centra sus ataques al mandatario en los escándalos de corrupción que se han sucedido durante el último año y medio. “El pueblo brasileño merece una discusión mejor, pero si quieren poner esos asuntos sobre la mesa, vamos a discutir profundamente sobre ética y corrupción”, manifestó Lula.

    La intención del gobernante es centrar el debate en los ocho años de gobierno de su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, compañero de Alckmin en el Partido de la Social Democracia (PSDB) y cuya gestión también concluyó marcada por escándalos. La diferencia entre uno y otro, según Lula, es que en la gestión de Cardoso la corrupción no fue combatida y durante la suya se ha investigado como “no se había hecho jamás”.

    Lula también dijo que el PSDB pretende llevar el debate hacia la corrupción porque “no tiene argumentos para discutir sobre políticas económicas y sociales ni sobre desarrollo”. “Los estudios comparativos entre sus ocho años de gobierno y los cuatro nuestros son mortales”, sentenció. Así como Lula obtuvo el apoyo de los gobernadores electos en los estados de Acre, Amapá, Bahía, Ceará, Piauí, Sergipe y Tocantins, Alckmin lo recibió ayer de los nuevos gobernadores de Rondonia y Roraima.

    Sin embargo, la gran fuerza de Alckmin estará en la incorporación efectiva a su campaña de sus compañeros del PSDB Aecio Neves y José Serra, elegidos respectivamente gobernadores de Minas Gerais y Sao Paulo, los dos mayores colegios electorales del país. Entre Neves y Serra obtuvieron el domingo 20 millones de votos, los que, si se pudieran arrastrar ahora en su totalidad hacia Alckmin, supondrían un fuerte empuje a sus aspiraciones de derrotar a Lula.

    Alckmin ya ha recibido apoyo del presidente del Partido del Movimiento Democrático (PMDB) en el estado de Río de Janeiro, Anthony Garotinho, un i n f l u y e n t e líder evangélico.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.