access_time 12:44
|
1 de septiembre de 2006
|
|

BRASIL

Lula es favorito a la reelección, a un mes de los comicios

Cinco de cada diez electores dicen que votarán al actual presidente. Le saca entre 25 y 30 puntos al segundo.

    Cuando hoy falta un mes para que los brasileños vayan a las urnas, la propia oposición reconoce que será casi imposible derrotar a Luiz Inácio Lula da Silva, quien dejó atrás los escándalos del año pasado y aspira a un segundo mandato. De acuerdo a todas las encuestas, el actual presidente está en mejor posición que hace cuatro años, cuando, un mes antes de las elecciones, se le atribuía una intención de voto de 37 por ciento.

    Ahora, todos los sondeos afirman que Lula cuenta con el respaldo de cinco de cada diez electores y tiene una ventaja de entre 25 y 30 puntos porcentuales sobre su mayor adversario, el socialdemócrata Geraldo Alckmin, ex gobernador de Sao Paulo. En medio de la poco disimulada desazón que embarga a las filas opositoras, la declaración más desoladora fue hecha por Claudio Lembo, un viejo aliado de Alckmin que quedó al frente de Sao Paulo en abril, cuando éste renunció para ser candidato a presidente.

    “Es muy difícil una victoria de la oposición. Sólo puede cambiar eso un fenómeno muy especial, pues la ventaja de Lula es demasiado grande y hace falta un episodio realmente inusitado para reducirla”, declaró el actual gobernador a periodistas la semana pasada. Según analistas, el “fenómeno” al que aludía Lembo es totalmente imprevisible, sobre todo si se toma en cuenta que Lula hasta superó con carisma y el efecto de sus vastos programas sociales los serios escándalos de corrupción surgidos el año pasado, que dejaron a su gobierno contra las cuerdas.

    La incontenible catarata de denuncias del 2005 hizo caer como piezas de dominó a los ex ministros José Dirceu y Antonio Palocci, dos de los más fieles escuderos de Lula, y arrastró a toda la cúpula del Partido de los Trabajadores (PT), que en el 2002 llevó al poder a su fundador. Los más cercanos amigos y compañeros políticos de Lula responden, por estos días, ante la Justicia por presuntos sobornos en el Congreso, fraudes fiscales y electorales, abuso de poder y hasta lavado de dinero. Pero nada de eso ha mermado la popularidad del ex tornero. En opinión del sociólogo Hélio Jaguaribe, de 83 años y uno de los fundadores del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que postula a Alckmin, Lula “logró construir un mito que no puede ser destruido con argumentos racionales y resiste a todo”.

TEMAS:

El mundo

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.