access_time 01:09
|
16 de mayo de 2007
|
|
BRASIL

Lula advierte por las relaciones regionales

El presidente de Brasil se refirió a diversos temas que hacen a las vinculaciones diplomáticas de Sudamérica, como el petróleo y el gas.

    Luiz Inácio Lula da Silva, presidente brasileño, negó ayer que la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia hubiese afectado las relaciones con Brasil, aunque alegó que la violación de los contratos internacionales puede amenazar la buena relación entre los países sudamericanos. “En el momento que se quiebran los tratados internacionales, la relación entre los países se debilita”, aseguró el mandatario en una conferencia de prensa que concedió ayer en el palacio presidencial. Lula se refirió al tema al ser interrogado sobre las divergencias provocadas por la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia, las reclamaciones sobre supuestas desventajas para Paraguay en el tratado bilateral de la hidroeléctrica Itaipú y las críticas del gobernante venezolano, Hugo Chávez, al programa brasileño de incentivo a los combustibles vegetales.

    El gobernante brasileño recordó que en un reciente viaje que compartió con Nicanor Duarte, presidente paraguayo, comentó sobre la importancia de que los tratados internacionales sean respetados. El presidente afirmó que la nacionalización en Bolivia fue una decisión interna de ese país, aprobada por el pueblo boliviano en referendo incluso antes de que Evo Morales asumiera la presidencia. “La riqueza mineral de Bolivia es de Bolivia y ella vende lo que quiere, pero tenemos un contrato (por el que Brasil importa gas boliviano) y tiene que ser cumplido”, afirmó.

     “Hasta ahora, no tenemos problemas con el gas de Bolivia. Hasta ahora, lo recibimos y estamos trabajando para reducir la dependencia”, agregó el mandatario. Lula aseguró que la decisión de la petrolera Petrobras de vender las dos refinerías que operaba en Bolivia luego de que el Gobierno de ese país asumiera el monopolio sobre la exportación de petróleo tampoco genera divergencias entre los dos países. “Petrobras decidió vender y, para mí, la situación está tranquila”, consignó el presidente.

    Lula también rechazó ayer que las relaciones entre Brasil y Venezuela fueran afectadas por las críticas de Caracas al programa brasileño para incentivar la producción y el consumo de biocombustibles en todo el mundo como alternativa al consumo de petróleo. “Chávez es un socio inestimable en todos los aspectos”, señaló Lula, quien aseguró que Venezuela, a pesar de sus críticas, “compra biocombustibles a Brasil”.

    El dirigente brasileño aprovechó para insistir en su apuesta por extender hacia otros países en desarrollo, principalmente los africanos, la producción de etanol, del que Brasil es uno de los mayores productores del mundo, y otros combustibles de origen vegetal. “Los biocombustibles son la gran oportunidad del continente africano”, aseveró. En los últimos meses, Lula firmó un tratado con Estados Unidos por el que se convirtieron en socios para la producción de biocombustibles, negocio criticado por Chávez.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.