Arsenal recibe a San Lorenzo en Sarandí

access_time 13:59
|
8 de agosto de 2006
|
TRAS EL SISMO DEL SÁBADO

Luján y Maipú declararon la emergencia habitacional

Los intendentes reclamarán a la Nación 40 millones de pesos para construir 500 casas y otros 40 para reparaciones. Hay 67 escuelas dañadas

          Más de 550 viviendas y 67 escuelas deberán ser reparadas por los daños que ocasionó el fuerte sismo que se registró el sábado. Un número importante quedó inhabitable y para paliar las dificultades económicas que atraviesan las familias afectadas los intendentes de Luján y Maipú declararon la emergencia habitacional, lo que les permitirá reclamar ante el Gobierno nacional la habilitación de un extracupo en el Plan Federal III.


       Los jefes de las dos comunas más golpeadas por las consecuencias del temblor, Adolfo Bermejo y Omar Parisi, anunciaron que viajarán a Capital Federal en busca de materiales y fondos, que servirán para encarar un plan de viviendas que dé una solución definitiva a los damnificados. “Necesitaríamos unos 40 millones para las 500 casas y una cifra similar para encarar las reparaciones”, adelantó Parisi. Concretamente, los caciques comunales intentarán conseguir unos 80 millones en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Pero el problema requiere soluciones urgentes, por lo que un 50 por ciento de esos fondos deberá destinarse a reparar techos y paredes seriamente dañados.


       El intendente de Maipú, Adolfo Bermejo, comentó que brigadas especiales de los dos departamentos más afectados relevarán hoy todos los daños ocasionados por el sismo, para elevar un pedido definitivo ante la Nación. Bermejo no quiso adelantar cifras sobre el daño registrado pero recordó que, de conseguir los fondos, las casas estarán listas dentro de un año y medio, por lo que habrá que buscar un paliativo para solucionar los inconvenientes de manera urgente. Sin embargo, Parisi, quien tiene en su comuna 250 casas dañadas y unas 11 familias evacuadas, se animó a calcular que necesitarán unos 80 millones para reparar las consecuencias del sismo en Maipú y Luján.


DAÑOS EN ESCUELAS.


      Científicos del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres) y un equipo de la Subsecretaría de Infraestructura de la Dirección General de Escuelas recorrieron ayer los 67 establecimientos que denunciaron daños estructurales. Los técnicos detectaron paredes y columnas agrietadas, cielos raso corridos, vidrios rotos y un tanque de agua que se desplazó del lugar. Pero la situación más grave quedó evidenciada en dos establecimientos de Luján, que decidieron suspender las clases por 48 horas: la 1-212 Antonio Zinny y la 1-012 Comandante Torres, que revelaron daños mayores y quedaron inhabilitadas.


       Mientras, en la Legislatura presentaron un proyecto de ley para impartir de manera obligatoria la educación para la prevención sísmica en todos los niveles educativos de la provincia. De aprobarse la norma, los alumnos tendrán un módulo de clases por mes destinado al aprendizaje de conductas de prevención sísmica y otros desastres. Además, establece la realización de un simulacro mensual con el objetivo de internalizar conductas para actuar ante una emergencia.


 ESTUDIAN IN SITU.


       Una comisión de expertos de Inpres llegó ayer a la provincia para recoger los datos de los acelerógrafos instalados en distintos puntos de la provincia. Mientras que otro grupo de científicos, serían 10 aproximadamente, llegará hoy a la provincia para realizar un operativo que se extenderá por siete días e intentará medir la microsismicidad en la zona del epicentro, en Barrancas. Mario Bufalisa, subdirector del Inpres, explicó que se instalarán sismógrafos en esa zona que servirán para tener un relevamiento exacto de los movimientos de la tierra.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.