access_time 08:31
|
11 de enero de 2019
|
Gravamen

Los vehículos de hasta $1.400.000 ya no pagarán el impuesto a los "autos de lujo"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1547340005537Captura%20de%20pantalla%202019-01-12%20a%20la(s)%2021.39.30.jpg

A partir de este año, el impuesto interno a los automóviles se ajustará cada tres meses.

El Gobierno elevó hasta los $1.400.000 el mínimo no imponible para el impuesto interno a los "autos de lujo" que afecta a los automóviles cero kilómetro que se comercializan por encima de ese monto. Este tope se refiere al precio "de fábrica" de las concesionarias, lo que para el cliente final, luego de aplicar diversos impuestos, puede representar unos $2 millones. Se estima que la medida —que fue oficializada hace unos días atrás a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial— podría impulsar una baja de precios en los coches de alta gama.

A partir de este año, el impuesto interno a los automóviles comenzará a ajustarse cada tres meses. La revisión de la base imponible se hará en enero, abril, julio y octubre de cada año. El cambio se implementó en 2018, luego de que más autos se vieran alcanzados por este impuesto como consecuencia de la devaluación y la inflación.

Según el nuevo decreto, el beneficio de no pagar una alícuota del 20% será para las operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, sea igual o inferior a $1.400.000.

El nuevo piso imponible será para vehículos automotores terrestres para el transporte de personas, y quedan excluidos los autobuses, colectivos, trolebuses, autocares, coches ambulancia y coches celulares.

Hasta el año pasado, pagaban una alícuota de 20% los automóviles que los fabricantes vendían a su red de concesionarios por más de $900.000, pero cuyo precio final para el consumidor rondaba los $1.250.000 (unos USD 32.000).

En tanto, para los motociclos y velocípedos con motor el mínimo no imponible subirá ahora a $380.000. Y para las embarcaciones de recreo o deportes y los motores fuera de borda el piso no imponible será de $1.250.000.

Este gravamen, originalmente, se implementó en 2008 para los autos de lujo. Pero este año, a partir de la devaluación del peso, fue alcanzando cada vez a más vehículos e incluso dos modelos fabricados en la Argentina, la Mercedes-Benz Vito Tourer y la Toyota SW4, entraron en la lista de unidades que tributaban el impuesto.

 

 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.