access_time 17:21
|
7 de septiembre de 2006
|
|

INSEGURIDAD AL VOLANTE

Los taxistas sufren casi un asalto por día

Parece ser que los taxistas se han convertido en el blanco predilecto de los delincuentes en los últimos tiempos. A pesar del esfuerzo por parte de las autoridades policiales y de los propios trabajadores para poner freno a este flagelo, los hechos se siguen sucediendo, poniendo en juego la vida de los choferes.

    Parece ser que los taxistas se han convertido en el blanco predilecto de los delincuentes en los últimos tiempos. A pesar del esfuerzo por parte de las autoridades policiales y de los propios trabajadores para poner freno a este flagelo, los hechos se siguen sucediendo, poniendo en juego la vida de los choferes. Según datos que manejan en el Sindicato de Taxistas, en los 31 días de agosto fueron denunciados 12 asaltos arriba de los coches y, además, hubo más de diez robos que no fueron informados por las víctimas a la policía.

    De esto se desprende que los choferes de taxis sufren cerca de un asalto por día, y si bien la mayoría tiene lugar durante la noche, en los últimos meses se han registrado varios ilícitos en la mañana y en la tarde. A esta lista se le suman otros tres hechos ocurridos en los primeros días de setiembre, el último de ellos, sufrido por José Cuevas, chofer del aditamento 093, el martes a la noche. Cuevas, de 42 años, subió a su coche a una pareja que le hizo señas en la esquina de Gorriti y Cayetano Silva, en el departamento de Godoy Cruz, cerca de las 23.15.

    Los falsos pasajeros le pidieron ir hasta calle Lautaro del barrio Gráfico y, a poco de llegar a la esquina con San Vicente, los delincuentes sacaron un arma de fuego y amenazaron al trabajador para que les entregara la recaudación. Además del dinero, los asaltantes se llevaron el estéreo del automóvil y las llaves del rodado, para luego darse a la fuga a pie. Este último caso sufrido por un taxista en el Gran Mendoza puso en alerta a los responsables del sindicato que los nuclea, desde donde aseguraron que si bien se juntan todas las semanas para buscar soluciones, esta escalada de violencia los preocupa demasiado y no descartan tomar medidas de fuerza.

    “Una posibilidad es hacer un paro optativo durante la noche, de 23 a 6. Estamos evaluando esta medida”, aseguró el secretario general del gremio, Carlos Funes, quien no quiso precisar una fecha exacta para la implementación de estas acciones. “Hay que tomar medidas a mediano y a largo plazo. Entre las primeras propondríamos que se analice la implementación del blíndex, mientras que para el largo plazo esperamos una ordenanza que disponga que los autos deban salir de fábrica con las medidas de seguridad correspondientes”, agregó el sindicalista. Dos de los últimos robos fueron muy violentos. En uno de ellos lastimaron seriamente en el ojo a un trabajador, mientras que en el otro, el chofer fue golpeado brutalmente en la cara.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.