access_time 06:57
|
22 de octubre de 2009
|
|
casa de las leyes

Los residuos patológicos generaron caos legislativo

En una reñida votación, Diputados dio media sanción al decreto que otorga la recolección a una empresa de Pescarmona. Caos vehicular por protesta de empleados de otras firmas que podrían perder sus fuentes de trabajo.

La ratificación del decreto por el cuál el Gobierno le otorga el manejo de residuos patogénicos de hospitales, clínicas, sanatorios, farmacias y hasta veterinarias a la empresa TYSA-Lamcef, una UTE controlada por el grupo Pescarmona, provocó ayer una pelea legislativa que duró horas y el caos de tránsito más grande de todo el microcentro mendocino.
Esto último porque los empleados de las cuatro firmas que hoy realizan la recolección (Coraval, Megapat, Respat y AB Control) cortaron la calle Patricias Mendocinas, en defensa de su fuente laboral. Son más de 1.500 los puestos de trabajo que se ponen en juego si TYSA se queda con el monopolio de la recolección de los patológicos.
El tema dividió las aguas entre los legisladores, incluso, entre los que comparten color político. Así, entre radicales y demócratas, las opiniones estaban divididas. Aunque, el oficialismo se encolumnó para apoyar la postura del Gobierno.
Finalmente, y después de una reñida votación, el proyecto defendido por Celso Jaque obtuvo 24 votos a favor y 23 en contra. La semana que viene lo tratará el Senado.qué se votó. El otorgamiento del monopolio de la recolección y tratamiento de los residuos patogénicos a la empresa de Pescarmona implica, ante todo, el aumento de los costos del servicio, que pasaría de 3,50 pesos por kilo de deshechos patogénicos tratados a 11 pesos por igual cantidad.
El decreto fue firmado el 20 de julio y, desde esa fecha, los dueños de clínicas y sanatorios vienen advirtiendo que muchos de ellos deberán cerrar si esto se aprueba.
Sin embargo, el justicialista Alberto Recabarren, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, defendió el proyecto, diciendo que "traerá grandes beneficios ambientales". La empresa TYSA tratará estos desperdicios de tres maneras diferentes: autoclave (tratamiento con vapor), horno pirolítico (según el diputado, el humo que despiden no es tóxico) y enterramiento en celdas de seguridad (relleno sanitario). Recabarren dijo que es positivo para la provincia hacerlo de esta manera y no de la forma anárquica que se realiza ahora.
Mientras, los que están en contra de la medida -como el peronista concertador Roberto Blanco y el radical Raúl Vicchi- aseguran que esta licitación está viciada, por muchas razones. Entre otras, porque finalmente quedó un único oferente que cumplía los requisitos y porque, de las iniciativas que hubo en un principio, la de Pescarmona era la más cara y menos conveniente para la provincia e igual ganó. extraña sesión. El debate acerca de este proyecto propició una extraña sesión, en la que al menos en dos oportunidades pareció fracasar su tratamiento.
En un primer momento, los cobistas pidieron una semana más para estudiarlo, al igual que los demócratas. Mientras que el PJ, la UCR y las bancadas unipersonales pedían que se tratara inmediatamente. Ganaron los que estaban a favor de discutirlo.
Sin embargo, cuando los justicialistas se dieron cuenta de que no les daban los votos, pidieron que el proyecto pasara a comisiones, solicitud que no prosperó. Finalmente, terminó siendo aprobado con diferencia de un voto.
Los empleados prometieron intensificar la protesta la semana próxima, porque Pescarmona no ha asegurado que mantendrá las fuentes laborales.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.