access_time 09:23
|
29 de noviembre de 2017
|

Los relojes más famosos del mundo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1511957874540praga.jpg

Recorremos el mundo tras algunos de los relojes más célebres de la tierra.

Marcan las horas convertidos en auténticos iconos de sus respectivas ciudades, por lo que son miles los turistas que año tras año desfilan a sus pies para contemplarlos y certificar -por qué no- su belleza.

Big Ben, Londres

Aunque la mayoría se refiere a ella como el Big Ben,en realidad este no es su nombre real. El Big Ben técnicamente es su campana principal, mientras que la torre del reloj es la torre de San Esteban del palacio de Westminster.

La construcción, que se encuentra en la esquina noroeste del palacio, es de estilo gótico victoriano y data de 1858. Tiene 334 escalones interiores que solo pueden ser utilizados por ciudadanos británicos tras solicitar un permiso especial con meses de antelación. La fiabilidad de su reloj de cuatro caras es célebre, ya que no fue alterada nisiquiera por los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra Mundial.

Neues Rathaus, Munich


 
La vida de Munich gira alrededor de la Marienplatz, la céntrica plaza que ya en la Edad Media acogía el mercado de sal y cereales de Baviera. Entre sus impresionantes edificaciones sobresale el Neues Rathaus , el Ayuntamiento Nuevo, que con su estilo neogótico y sus más de 100 metros, luce numerosas esculturas y una espectacular torre central.

En ella reposa el reloj de carillón, conocido comoGlockenspiel , con 43 campanas y 32 figuras que tres veces al día congrega a centenares de personas ávidas por contemplar un espectáculo musical, convertido en una de las grandes atracciones turísticas de la capital bávara.

Torre Spasskaya, Moscú
 

La Plaza Roja de Moscú no sería la misma sin la torre Spasskaya, la más importante de la muralla del Kremlin. Y es que el imponente reloj de seis metros de diámetro -ocupa tres pisos y consta de tres órganos mecánicos separados- ha sido, desde su instalación a mediados del siglo XIX, testigo privilegiado de los grandes acontecimientos históricos del país.

Su sofisticado mecanismo de 25 toneladas de peso cuenta con diez campanas que tocan los cuartos y una, las horas. En la actualidad funciona gracias a tres motores eléctricos, pero en el pasado la cuerda era dada a mano. Junto con la espectacular catedral de San Basilio forman un conjunto arquitectónico de belleza insuperable.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.