access_time 13:02
|
24 de noviembre de 2012
|
|

Rugby

Los Pumas perdieron 46 a 24 ante Irlanda en el último partido del año

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/277/902/000277902-201211pumas_2314390.jpg

El seleccionado argentino de rugby no pudo con el conjunto local y sufrió una derrota categórica en el Aviva Stadium de Dublin.

En su peor actuación de la temporada, Los Pumas fueron aplastados por Irlanda en el Aviva Stadium de Dublin, donde los locales se impusieron por 46-24, un resultado que incluso pudo ser más amplio.
Los albicelestes fueron superados en todos los aspectos del juego. Casi nunca pudieron frenar a los irlandeses, fallaron con la pelota en sus manos y terminaron recibiendo siete tries y marcando apenas dos, ambos en los tres minutos finales, cuando los locales ya habían bajado la cortina.
De esta manera, el conjunto que orienta Santiago Phelan cerró un año histórico, por su inclusión en el Rugby Championship, que en los números no terminó siendo tan bueno, ya que cosechó tres victorias (Italia y Francia, como local, y Gales de visitante), un empate (ante Sudáfrica en Mendoza) y ocho caídas (Nueva Zelanda -2-, Australia -2-, Francia -2-, Sudáfrica e Irlanda).

Los Pumas sufrieron una pesadilla en la primera mitad, en la que fueron claramente superados por el seleccionado local, que se fue al vestuario en ventaja por 24-9 después de marcar cuatro tries contra ninguno del conjunto albiceleste.
Irlanda fue dueño de la pelota (casi 70 por ciento de posesión) y a partir de un line efectivo y de jugadores que manejaron con precisión la pelota superó a un representativo nacional que falló en el tackle y no pudo detener a un oponente contundente.
Todo empezó a los 11 minutos, cuando Irlanda generó un line propio en campo albiceleste después de una de las tantas infracciones cometidas por los rugbiers argentinos. La pelota salió con velocidad de la hilera y llegó a las manos de Jonathan Sexton, quien habilitó hacia adentro a Craig Gilroy para que éste, tras esquivar tres tackles, vulnerara por primera vez el ingoal visitante.
Los Pumas respondieron con un penal de Nicolás Sánchez (en esa etapa acertó tres de cinco), pero casi inmediatamente Irlanda volvió a facturar. La salida del penal derivó en un rechazo corto de Sánchez al line. Y desde la hilera nació una nueva conquista irlandesa.
Los locales movieron la pelota de izquierda a derecha y volvieron para el sector original hasta que Sexton terminó apoyando.
Enseguida achicó Sánchez con otro penal, pero la historia se repitió. Aunque esta vez el line fue por el flanco derecho, el destino final fue el mismo. Richardt Strauss lanzó la pelota, se formó un maul y el mismo hooker arrancó desde esa formación para llegar a la meta albiceleste.
Sobre los 30, Los Pumas realizaron su única acción profunda de ataque, en la que quebró primero Sánchez, luego Juan Imhoff y finalmente Martín Landajo quedó a centímetros de apoyar. La jugada terminó en un penal con el que Sánchez achicó diferencias (19-9).
Los Pumas parecían despertarse, pero un kick a cargar de Sexton, bien recepcionado por Tommy Bowe, terminó con un muy lindo try de Simon Zebo, que le puso cifras catastróficas a la primera parte.
Un penal de Nicolás Sánchez en el inicio de la segunda mitad pareció presagiar un repunte del equipo argentino. Pero sólo fue una ilusión. Irlanda siguió siendo claramente superior y con un penal de Sexton y tres nuevos tries (dos de Bowe y uno de Sexton) sacó una ventaja considerable de 46-12 pasada la media hora.
En el cierre, con el equipo europeo relajado, Los Pumas pudieron quebrar dos veces el ingoal rival, a través de Tomás Leonardo y Juan Fernández Lobbe, para achicar diferencias, pero no lograron cambiar la imagen que habían dejado en los 75 minutos anteriores. El equipo dirigido por Phelan tuvo una tarde negra y cerró un año especial de la peor manera. 

TEMAS:

Deportes

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.