Coronavirus en Mendoza: 106 casos nuevos
access_time 18:30
|
29 de septiembre de 2009
|
|

Los portugueses, deprimidos tras las elecciones

En encuestas recientes, los ciudadanos de Portugal revelaron estar entre los más tristes y melancólicos del mundo

    En encuestas recientes, los ciudadanos de Portugal revelaron estar entre los más tristes y melancólicos del mundo. Las elecciones parlamentarias del domingo, que se saldaron con un mediocre triunfo del gobernante Partido Socialista (PS) y votos más dispersos que nunca, dejaron a los lusos más deprimidos aún. “Este va a ser un gobierno de alto riesgo, con una duración imprevisible”, aseveró el reputado politólogo Carlos Jalali a la radioemisora TSF, en referencia a la tan temida ingobernabilidad, que dominaba ayer la “resaca poselectoral” en todo Portugal.

    Jalali estima que al primer ministro José Sócrates, cuyo PS ganó las elecciones con 36,6 por ciento, le “resultará muy difícil formar una coalición” de gobierno con otros partidos. El politólogo no es el único que está convencido de que un gobierno minoritario, o aún de coalición, del controvertido ingeniero civil Sócrates no tendrá “muchas posibilidades de funcionar”. En una de las tradicionales “pastelarias” de Lisboa, un grupo de estudiantes universitarios se acerca a dos jubilados para debatir sobre los resultados de los comicios. A pesar de las diferentes ideologías reunidas alrededor de dos pequeñas mesas, casi todos coinciden: “La esperanza murió un poco más”.

    “Si tuviese 20 años menos, emigraba”, asegura un señor de unos 70 años, al tiempo que uno de los muchos turistas nórdicos que se ven en estos días en la ciudad se le acerca y dice, en español muy mal pronunciado: “Quedate aquí, hay sol, buena comida y es un bellísimo país”. Pero si a fin de mes falta dinero en el bolsillo o en el banco y, para colmo, si cada día hay más escándalos de corrupción, realmente puede resultar difícil disfrutar de Portugal. El país más pobre de Europa occidental sufre la peor crisis desde el fin de la dictadura en 1974.

    La situación crítica en Portugal, además, es “casera”. Comenzó antes de la crisis internacional, en el 2004. También gracias a la crisis, el PS pudo desbancar a los conservadores del poder en el 2005. Pero bajo el gobierno de Sócrates las cosas no anduvieron mejor, sino todo lo contrario. Tras años de crecimiento por debajo del promedio, la economía decrecerá 3,7 por ciento en el 2009. El salario real disminuye y el desempleo se acerca a la marca de diez por ciento. Hay, además, muchas huelgas y protestas masivas.

TEMAS:

Opinión

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.