access_time 08:10
|
12 de mayo de 2017
|
Esperan una resolución de la Justicia federal

Los Pizarro detenidos: entre los pedidos de libertad y la justificación de los bienes

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/216/719/001216719.jpg

<p>El clan sospechado de vender drogas y adquirir diversos bienes con el dinero que recaudaba est&aacute; complicado. Hilda Pizarro pidi&oacute; eximici&oacute;n de prisi&oacute;n y su hija, detenci&oacute;n domiciliaria. C&oacute;mo piensan acreditar el origen de los autos y las casas.&nbsp;</p>

La familia Pizarro, sospechada desde hace varios de años de comercializar con estupefacientes, cumple hoy una semana de detención en la U-32 de la Justicia federal. Las horas de encierro se hicieron largas para los cinco apresados. Y las mujeres que están sospechadas en la causa, madre e hija, solicitaron la eximición de prisión y la detención domiciliaria, respectivamente. Su situación, igualmente, es complicada y es casi un hecho que pasen a la cárcel en las próximas horas.

Policías allanaron sus propiedades en el oeste de Godoy Cruz y Guaymallén y les encontraron cocaína y una gran cantidad de dinero. En una casa del barrio La Estanzuela, por ejemplo, había 81 mil dólares y medio millón de pesos. Además, secuestraron nueve vehículos, algunos de alta gama.

Para los efectivos federales que trabajaron en la investigación durante cuatro meses, comercializaban drogas en diversas zonas y con la plata que recaudaban adquirieron diversos bienes muebles e inmuebles. Por eso, los acusaron de tenencia para la comercialización de drogas y lavado de activos. 

Hilda Pizarro (58) y sus hijos Johana y Jonathan, el Moncho Castro, están sindicados como los cabecillas de la narcobanda y fueron los primeros en caer en las redes tras la docena de allanamientos. Otros dos sujetos también fueron capturados y, de acuerdo con las fuentes judiciales (la causa está secreta) seguirán en esa condición.

En las últimas horas, los abogados de los Pizarro le pidieron al juez Walter Bento la libertad de Hilda Pizarro, la mujer de 58 años. A ella le encontraron, de acuerdo con las fuentes, medio kilo de cocaína. Sostienen que las pruebas en su contra no son contundentes y que presenta complicaciones de salud. Además, aseguraron que tenía trabajo: era celadora de una escuela. 

Para Johana Castro, la hija mayor y señalada como la que manejaba financieramente a la organización, solicitaron la prisión domiciliaria. Basaron el pedido en que tiene una hija pequeña y necesita de su cuidado. Hasta ayer no se habían resuelto las presentaciones de la defensa, que liderada por Diego Lavado.

Uno de los puntos en los que se basó la pesquisa de la Policía Federal está relacionado a los bienes de los Pizarro, principalmente, en las propiedades y los vehículos. El Moncho Pizarro, con domicilio en Guaymallén, se movía en vehículos de alta gama, como un VW Scirocco.

Tampoco era raro verlo al mando de un Fiat 500. Esos dos rodados pueden llegar a costar un millón de pesos. Teniendo en cuenta que los policías sostuvieron que, al menos hay cinco millones de pesos en bienes, la pregunta cayó por su propio peso: ¿De dónde salía el dinero para adquirir los autos y las casas?

El Moncho decía ser albañil y está complicado. Hilda trabajaba como celadora de un colegio y el dinero no le alcanzaría. 

Por su parte, se desconoce qué actividad desarrollaba Johana. Pero los Pizarro sostienen que pueden llegar a justificar el origen del dinero a través de emprendimientos de diversión nocturna, gastronómicos y un juicio que le hicieron –y le ganaron– al Estado después del crimen en la cárcel del hermano de Hilda, Cristian Pizarro, a fines de julio del 2009. 

Otro hermano de la mujer, Nelson Fabián, el Chirola, fue detenido en el 2011 por ser parte de un grupo de hombres que quiso pasar a Chile 225 kilos de marihuana. Por este hecho, este hombre, que es dueño de boliches, recibió cuatro años y medio de cárcel. Cumplió su condena y recuperó la libertad. Sergio podría ser el nexo y el respaldo para demostrar la procedencia del dinero. 

También le hicieron una demanda al Estado por el asesinato de Cristian. El juicio lo terminaron ganando hace unos dos años –confirmado por una Cámara Civil– y cobraron una gran cantidad de pesos. Fuentes del caso contaron que Hilda adquirió dólares –cuando la cotización era mucho menor que la actual– y serían los que secuestró la Policía Federal en la casa del barrio La Estanzuela. 

Así las cosas, se espera que el juez Bento levante el secreto del sumario y se resuelvan las presentaciones de la defensa. De todas formas, la situación procesal de todos los detenidos, –también cayeron Walter Videla, hermano de la pareja del Moncho, y Martín Quintero– es complicada y se espera una instrucción de varios meses.

Es más, desde la fuerza de seguridad nacional sostienen que la investigación “de calle” no está terminada. 

Crimen en la cárcel y demanda al Estado

Cristian Pizarro tenía 34 años y el 30 de julio del 2009 fue asesinado en la cárcel de Boulogne Sur Mer. Era hermano de Hilda, Nelson Fabián y Diego Pizarro. Este último purga una condena de 20 años de cárcel por un homicidio en el barrio Gomensoro de Guaymallén. 

Lo cierto es que Cristian, quien pasaba sus días en la Casa de Piedra por un tema vinculado al narcotráfico, fue atacado con chuzas y murió. Un amigo resultó herido en el pabellón donde ocurrió el ataque. 
La familia Pizarro, tras el hecho, demandó al Estado. Hace dos años, una Cámara Civil confirmó la resolución de primera instancia, y así, cobraron una gran cantidad de dinero. 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.